Nación pondrá topes a las tarifas de gas en todo el país

El Gobierno aceptó poner "topes" a los aumentos de tarifas del gas para uso domiciliario y productivo en las pequeñas y medianas empresas en toda la Argentina, tras intensas negociaciones con los gobernadores.

Así lo reveló al salir de una reunión en la Casa Rosada, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, quien manifestó su acuerdo con la decisión de la Nación de dar marcha atrás con los aumentos de gas que, algunos casos, superaban el 1.200%.

Los ministros del Interior, Rogelio Frigerio y de Energía, Juan José Aranguren, se reunieron hoy con gobernadores para avanzar en un acuerdo por el impacto del incremento de las tarifas de gas en las provincias.

Del encuentro participaron los gobernadores del Chaco, Corrientes, Misiones, Formosa, San Luis, San Juan, La Rioja, Salta, Catamarca, Tucumán, Jujuy y Santiago del Estero. Luego, en un segundo encuentro, estuvieron los mandatarios de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.

Ayer, los funcionarios se reunieron con los gobernadores patagónicos. Se supone que luego el Gobierno anunciaría una serie de medidas que contemplan desde situaciones individuales como sectoriales y de las Pymes. En concreto "el aumento tarifario en gas a jubilados y pensionados que cobren hasta 10 mil pesos, discapacitados, beneficiarios de planes sociales, empleadas domésticas y trabajadores que perciban salarios de hasta 12 mil pesos, además de una baja del porcentaje de aumento para las pymes y comercios", según confirmó el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, en diálogo a los medios.

Si bien parte de estos sectores son alcanzados por la tarifa social no se descarta que se anuncie algún beneficio adicional y que se contemple alguna medida en este mismo sentido por los aumentos en luz y agua, informó Ámbito.

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, con la intención de no "anticipar" toda el anuncio oficial ratificó la medida al expresar que: "puedo decir que hemos avanzado muchísimo de lo que eran las semanas anteriores a lo que es esta reunión" y agregó "ha habido avances concretos y notorios sobre las personas que no van a ser alcanzadas por el incremento del gas, algunos aspectos que tienen que ver con las PyMEs, el comercio, las industrias"

Seguramente el Gobierno accedió a rever la medida en coincidencia con la apreciación del gobernador rionegrino cuando sostuvo que "más que las medidas cautelares, lo que impacta es la movilización de la gente, que creo que impacta tanto o más de lo que pueda llegar a hacer una medida judicial".

Si bien en la Casa Rosada en estricto off the record no dejaron de admitir que estas "idas y vueltas" es otro "traspié "del ministro de Energía, José Aranguren. Aunque, prefieren evitar criticar a la gestión de Aranguren ya que "goza del respaldo del Presidente Mauricio Macri".

Es de suponer que el anuncio abarcará a otros sectores ya que, el ministro de Producción Francisco Cabrera este miércoles se reunió con los empresarios agrupados en la Confederación General Empresaria (CGERA) y les anticipó que luego de la reunión con los gobernadores "se realizarán anuncios ante los gobernadores para morigerar el impacto en las industrias con un sistema que llega a disminuciones de hasta el 50%".

Justamente los empresarios le manifestaron al ministro que: "las tarifas de los servicios públicos han subido varias veces su valor, lo que sumado la baja de venta, la suba de los insumos y la limitación de los planes de pago de la AFIP les han quitado, a las empresas pequeñas y medianas, mucho de su capital de trabajo; llegando a poner en riesgo la continuidad de muchas de ellas".

El ministro de la Producción les pidió que "para poder discriminar las tarifas es imprescindible poder dimensionar la estructura de costos de las empresas y esto no se puede hacer caso por caso, sino que hay que hacerlo por sectores; por ello, necesitamos que nos acerquen propuestas sobre cómo impacta en sectores que son electrointensivos o gasintensivos".

Pero fue la presión de los gobernadores y la necesidad que tiene el Gobierno de contar con el apoyo de la oposición en el Parlamento lo que llevó a que se establezcan excepciones al "tarifazo".

Cabe recordar que en el primer encuentro del lunes 23, la propuesta del Gobierno nacional fue fijar un tope del 400% para los aumentos a hogares de la Patagonia y La Pampa, mientras mantuvo la posición de darles a industrias y comercios de todo el país la posibilidad de pagar ahora el 50% de las facturas y el otro 50% en cuotas en los períodos de primavera-verano de este año y del próximo.

Ya en su momento los gobiernos de Chubut, Santa Cruz y Río Negro el tope del 400% son insuficientes, a lo que suman la disconformidad por los aumentos de más del 2.000% que están recibiendo los comercios e industrias de la zona, incluidos los que se dedican a la actividad turística. A esto se sumaron doce obispos de la Patagonia quienes le hicieron saber por carta a los ministros Aranguren y Frigerio: "Queremos compartirles nuestra profunda inquietud por los alcances, ciertamente no buscados pero sí causados, por los aumentos desmesurados de los servicios esenciales como son el gas y la electricidad", señalaron.

Hasta el momento hay fallos de la Justicia frenando los aumentos en las tarifas de gas que rigen desde el 1 de abril en Santa Cruz, Chubut, Bariloche, Tierra del Fuego y Mendoza. En tanto, en San Luis, tal como lo había solicitado el gobernador Alberto Rodríguez Saá, el fiscal de Estado, Eduardo Allende, y el titular del Programa Defensa del Consumidor, Alberto Montiel Díaz, presentaron una "acción declaratoria de certeza" en el Juzgado Federal, solicitando que se frenen las subas y se apliquen las tarifas anteriores.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico