Nadie controla a los encargados de controlar

"La ley existe pero nadie exige cumplirla. Vos podés venir y poner un centro de monitoreo, y fuiste un tipo que asesinaste o robaste. Prácticamente nadie te controla, nadie te exige. Esa ley está basada en la ley de seguridad bancaria. Pero no se cumple quedó desactualizada", cuestiona Sergio Todoroff, propietario de Austral Alarmas, sobre la Ley XIX- Nº 15 (Antes Ley 3223), que autoriza en Chubut el establecimiento de sistemas centrales de alarmas silenciosas a distancia.


Sin embargo, la ley nunca se puso en práctica con todo los peligros que representa que no haya un control sobre quienes venden, instalan y monitorean sistemas de seguridad y vigilancia en Chubut.
En el artículo 2 establece la instalación de alarmas "será destinado, única y exclusivamente a la prevención de incendios y atentados contra la propiedad y consistirá en el establecimiento de sistemas de alarmas con señalización automática de avisos codificados conectados directamente a puestos de recepción instalados en locales donde funcionen dependencias policiales", algo que quedó desactualizado.
Para su funcionamiento, la Policía de Chubut actuaría de Organismo de Aplicación, como "la encargada de la habilitación, registración, supervisión y contralor general de las actividades" que estas empresas realicen.
Mientras, "por los servicios que se presten, las empresas instaladoras deberían "ingresar en una cuenta" un porcentual del precio del alquiler mensual, según diferentes categorías, "por cada usuario vigilado, en concepto de tasas".
La legislación indica: "en el caso que la presentación del servicio reglado por esta ley sea efectuado en forma directa por la Policía de la Provincia del Chubut, la totalidad de los ingresos que se registren se depositarán en el Fondo Especial Policía Adicional".
Lo cierto es que esta antigua y desactualizada ley no se cumple, algo que los propietarios de los sistemas de centro de monitoreo privados piden que se cambie, tal como señaló Todoroff y con lo que coincide Sergio Ambrosio, titular de Alarsur.
"Es una de las cosas que hay que informar y que se tienen que corregir, porque es lo mismo que un gasista matriculado, no lo puede hacer cualquiera", consideró.
"La ley carece de valor, sustento y aplicación sin un organismo de aplicación. Entonces hay una ausencia del Estado provincial, nacional y municipal con respecto a los sistemas de electrónica. Deja mucho que desear porque no están monitoreando quiénes son los instaladores, está ingresando a instalar cualquiera y difamando lo que es un sistema de alarma y esto afecta también a la policía que tiene que controlar sistemas que no cuentan con un mantenimiento adecuado", afirmó el empresario.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico