Natalia Stele y su chance de trascender en el futsal europeo

Iniciada en el futsal a los 8 años y actual jugadora de "JM", que se consagró campeón 2015 en ambos torneos, la estudiante terciaria buscará quedar entre las seleccionadas para formar parte del Napoli de Italia, donde llega en compañía de Shirle Castro (Puerto Deseado) y Romina Sandoval (Pico Truncado).

Siempre le llamó la atención el fútbol, por eso cuando tenía 8 años no dudó y comenzó a incursionar en la variante de salón. Primero jugando con varones y luego en competencias mixtas. Hasta hace unos años que se creó La Liga Femenina de Fútbol de Salón Femenino, y las mujeres pasaron a tener la misma continuidad de competencia que los varones. En un fixture que incluye más de 40 equipos divididos en tres categorías y 400 mujeres en acción.
Hoy, esa constancia y pasión ponen a Natalia Stele (25 años y jugadora de JM) junto a Shirle Castro (Pico Truncado) y Romina Sandoval (Pico Truncado) en la chance de seguir los pasos de la argentina Gimena Blanco (oriunda de Mendoza) quien desde hace años juega en el torneo Serie A italiana de fútsal, donde el año pasado se coronó por cuarta vez campeona del Calcio.
"Es una oportunidad que se dio por un señor argentino (César Rumando Cruz) que vive en Europa y se dedica a cazar talentos en niños y mujeres para el fútbol de salón. Fue sobre mediados de noviembre que nosotras (NdR: la selección comodorense, donde Natalia es la capitana desde hace tres años) fuimos invitadas a un torneo en Puerto Deseado donde iba a ser el primer filtro. Y fuimos tres las elegidas. Luego por cuestiones de comunicación no tuvimos un contacto fluido hasta los primeros días de marzo que nos confirmó la fecha para viajar a probarnos", comentó Natalia.
En cuanto a la seriedad de la propuesta, Natalia sostuvo de Cruz trabaja hace años llevando chicos a Europa.
"Vamos en búsqueda de un sueño. De nuestra parte solo sabemos que viajamos y hacemos el esfuerzo económico para dar lo mejor de nosotras y tratar de quedarnos allá, lo que implicaría vivir de esto. Como lo hace Gimena Blanco desde hace años. Si la fortuna no nos acompaña volveremos a la rutina de todos los días y a seguir jugando al fútbol, porque es una pasión que nos moviliza desde toda la vida", concluyo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico