Neuquén en alerta por la baja de dos mil trabajadores

El secretario general del gremio petrolero neuquino, Guillermo Pereyra se mostró furioso por la decisión de baja de puestos de trabajo y consideró que la empresa de bandera nacional YPF "es un desastre".

El senador y titular del sindicato de petroleros, Guillermo Pereyra, tendrá este mediodía una reunión con autoridades de YPF por la baja de la actividad en los yacimientos. Previo al encuentro, el dirigente acusó a la operadora de incumplir "el acta que se firmó en enero del año pasado".

La relación entre el gremio y la empresa de bandera nacional llegó a su momento más tenso luego de que Pereyra les comunicara a las autoridades de YPF que no hablaría más con ellos: "ni con Galuccio ni con Jesús Grande ni con ninguno porque nos han mentido" y advirtió que si no se revierte esta situación "se le dará intervención a los ministros de Energía y Trabajo y a todos los organismos firmantes del acta".

"¿Saben qué quieren producir?: un desgaste de la gente, que renuncie y se vaya por cuenta de ellos", afirmó Pereyra y detalló que YPF tienen el objetivo de dar de baja a 2.000 trabajadores. El senador dijo también que YPF está en quiebra y que la administración actual "es un desastre".

Además del encuentro de este mediodía, el sindicato tiene planificado para mañana una reunión con las dos cámaras que nuclean a las medianas y pequeñas empresas del sector petrolero porque están siendo "amenazadas" con dar de baja sus contratos si ajustan las tarifas y adelantó que el gobierno provincial seguramente tomará medidas al respecto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico