Newell's y Central empataron sin goles en el partido de ida

Newell's Old Boys y Rosario Central empataron sin goles ayer en un intenso clásico rosarino jugado en el estadio Coloso Bielsa, por el partido de ida por los cuartos de final de la Copa Santa Fe, que se definirá el domingo en la revancha, en el Gigante de Arroyito.

El partido comenzó con una descalificadora falta del volante derecho "rojinegro" Braian Rivero al mediocampista izquierdo "canalla" Diego Becker -hermano de Pablo, el jugador de la Primera de Central- al minuto de juego, que el juez Silvio Truco, de un arbitraje extremadamente localista, dejó pasar sin amonestación, a tono con la mayoría de las fuertes infracciones locales del primer tiempo que también fueron respondidas por los visitantes.
El colmo del pésimo arbitraje de Trucco llegó un par de minutos más tarde, cuando amonestó al marcador lateral derecho visitante, Angel Gómez, por una falta común sobre Rotondi, y, sobre todo a los 6, cuando sólo amonestó al volante central local Maximiliano Ribero por una plancha de expulsión sobre Reinoso.
Trucco redondeó su mala tarde a los 8, cuando cortó por una falta anterior un contraataque de Joel Reinoso, quien se iba solo por la mitad de la cancha, en vez de esperar la prosecución de la jugada y otorgar la ley de la ventaja.
Central controló mejor la pelota en los primeros minutos, pero no logró traducir el buen juego de Banega, Mansilla, Becker y Pereyra en llegadas claras.
Y Newell's, que salió muy presionado al punto que casi no recuperó pelotas sin cometer infracciones, se adueñó del balón entre los 10 y los 38 minutos con el buen juego de sus volantes y las proyecciones de Milton Valenzuela.
El local dispuso así de dos llegadas claras: un derechazo apenas desviado de Tissera, junto al poste derecho del arco visitante, a los 20, y un mano a mano que el arquero "canalla", Jeremías Ledesma, le tapó a Treppo, a los 30, en gran forma, un buen contraataque local.
Y Central sólo llegó a los 38 con un centro de Maximiliano Lovera, desde la derecha, que Joel Reinoso cabeceó de palomita, pero pifió el testazo y la pelota salió desviada, desde el borde del área chica.
En el epílogo del primer tiempo el marcador lateral izquierdo "canalla" Marcos Martinich le pegó un codazo en la cara al lateral derecho local Monzón y se fue correctamente expulsado, a diferencia de las faltas anteriores, en una jugada que comenzó con una clarísima mano de Tissera no sancionada.
En el entretiempo de enfrentaron dos grupos de la barra brava de Newell's en la tribuna baja de la popular del arco del Hipódromo, a raíz de lo cual la policía abrió la puerta de la platea del Museo Histórico, hacia la que salieron numerosos parciales, lo que motivo una demora de casi media hora en el inicio del complemento.
Newell's hizo pesar su hombre de más en los primeros 15 minutos de la parte final, con los laterales y los volantes externos jugados en ataque, pero sólo tiró centros que fueron controlados por el arquero visitante, Jeremías Ledesma, la figura de un partido más intenso que bien jugado, y con demasiadas faltas, sobre todo de los jugadores locales, toleradas por Trucco.
Central avisó a los 17 con un córner desde la izquierda que Nicolás Giménez ganó en el segundo palo y que el ingresado Tomás Zanotti empujó al gol, pero el tanto fue anulado por posición adelantada.
El visitante se acomodó mejor a los 16 con el ingreso de Malcon Pilone por Lovera y así Diego Becker dispuso de dos llegadas claras, con zurdazos apenas desviados a los 17 y a los 25, este último por la izquierda, con Reinoso y Pilone por el medio.
Un puñado de la barra brava local se subió al alambrado del arco de Newell's durante tres minutos a los 28 y el juez suspendió el partido hasta que se bajaron.
Newell's buscó por los costados, pero sólo aportó una jugada maradoniana del ingresado Héctor Fértoli, quien pasó a cuatro a los 46 y, con un derechazo de Lionel Monzón, que rozó el poste derecho, a los 50.
La serie se definirá en el partido revancha del domingo, también con ambos equipos de reserva, esta vez en el estadio Gigante de Arroyito.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico