“Ni Una Menos” fusionó reclamos por una ley de violencia de género, aborto libre y educación integral

La convocatoria nacional que tuvo eco en todo el país, congregó en esta ciudad alrededor de 900 personas que marcharon una vez más por las calles céntricas en reclamo de la sanción de una ley de emergencia por la violencia de género. Otro pedido fue que se garantice el aborto en forma legal y la implementación del Programa Nacional de Educación Sexual Integral.

La muerte de la joven marplatense Lucía Pérez (16) despertó la indignación e impotencia en gran parte de la sociedad argentina y llevó a que diferentes organizaciones sociales impulsaran ayer el “Paro Nacional de Mujeres”, que incluyó un cese de actividades de 13 a 14 para todas aquellas jóvenes, madres o abuelas que querían manifestar su repudio a lo que está sucediendo en torno a la violencia de género.
Las actividades en esta ciudad continuaron a las 17 cuando se efectuó una radio abierta en la plaza de la Escuela 83. Allí se permitió a las personas explayar su opinión sobre la violencia de género.
Asimismo, las referentes de la Multisectorial de la Mujer, Lucrecia Farías y Nancy Scatena, explicaron que la cantidad de mujeres asesinadas se fue incrementando en los últimos años y que no se desarrolla una política integral que ayude a proteger y contener a las personas que sufren o son vulnerables a la violencia de género.
Las representantes de las distintas organizaciones que se hicieron presentes en la movilización coincidieron en que las políticas que impulsa el Gobierno nacional han contribuido a que el número de víctimas se incremente en el último año a tal punto que “tememos que este año terminemos con una cifra récord de mujeres asesinadas”.
Uno de los momentos fuertes que tuvo la convocatoria fue cuando las integrantes del Centro de Estudiantes de la Escuela de Arte leyeron una carta que escribieron cuando se enteraron sobre la muerte de Lucía Pérez al considerar: “posiblemente hubiera estado en la marcha junto con nosotras. Podría haber sido una de nosotras”.

UNA MAREA NEGRA
La Multisectorial de la Mujer tiene una bandera que recuerda a todas las víctimas de femicidios que ocurrieron en esta ciudad en los últimos 20 años y, en esta oportunidad, escribieron los nombres de Valeria Palma, Lidia Peral, Yasmin Contreras y también de Gustavo Contreras.
Hay que destacar que una de las consignas de la convocatoria era asistir con una prenda de color negro y llevar una silueta de una persona elaborada con distintos materiales. Estos elementos permitieron que casi 900 personas se convirtieran en una verdadera marea negra que desfiló por las calles céntricas.
El recorrido comenzó por San Martín y estuvo acompañado por las banderas de las diferentes organizaciones y sindicatos que dijeron presente. El paso de la marcha permitió que los empleados de comercio se sumaran a la manifestación desde los locales.
La marcha tuvo su primera parada fuerte en la sede de Prefectura donde los manifestantes expresaron su descontento ya que entienden que la institución fue cómplice de la masacre que desató el prefecto Osvaldo Soria cuando el lunes 12 de setiembre en Kilómetro 8 asesinó a Lidia Peralta (su ex suegra), Gustavo Contreras (ex cuñado) y Yasmin Contreras (hija de su ex pareja, Fabiana Contreras), para luego suicidarse.
Allí, los cánticos fueron más enérgicos que nunca y quemaron un ataúd de cartón que tenía las leyendas de “Somos el grito de las que no tienen voz”, “Si nos tocan a una, nos tocan a todas”, “Algo habrán hecho”, entre otras.
El fuego fue consumiendo rápidamente la representación y generó que la escalera del recinto se pintara de negro. El reclamo se mantuvo durante 15 minutos donde el ruido de los bombos y las pintadas en el edificio fueron recurrentes.
La movilización continuó su curso pero antes los manifestantes escribieron la palabra “Asesinos” en la puerta de Prefectura, dejando en claro cuál es su pensamiento.

PEDIDO POPULAR
El paso de las personas siguió por Sarmiento y Güemes para hacer una segunda parada en la Seccional Primera de policía al ritmo de reclamos.
En tanto, diversas jóvenes repartían folletos y pañuelo donde se leía la solicitud de una ley que garantice el aborto legal, seguro y gratuito en Argentina.
Hay que destacar que otro de los puntos de reclamo de la convocatoria fue la sanción de una ley de emergencia por la violencia de género y la implementación del Programa Nacional de Educación Sexual Integral.
Las y los manifestantes continuaron por Rivadavia para volver hasta la plaza de la Escuela 83 y cada quien volvió a su domicilio sabiendo que participó de una jornada única en Comodoro Rivadavia donde al menos 900 personas volvieron gritaron Ni Una Menos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico