"Ni una menos, con vida nos queremos", el grito en la masiva marcha de mujeres

La nueva convocatoria comenzó a circular en las redes sociales la semana pasada, cuando las noticias de femicidios parecieron multiplicarse en todo el país y el caso del brutal asesinato de Lucía Pérez, tras ser brutalmente violada, encendió la alarma.

La jornada de protesta convocada por el #NiUnaMenos concluyó ayer con una movilización desde el Obelisco hasta Plaza de Mayo y marchas en todo el país, luego de haberse realizado en el mediodía el primer paro nacional de mujeres con la contundente consigna #VivasNosQueremos.
En horas de la tarde de ayer, fue difícil llegar a Plaza de Mayo por la cantidad de gente que se movilizó, en medio de un mar de mujeres vestidas de negro y paraguas. La columna de Ni una menos llegó a la Plaza con una bandera que dice "Ni una menos, el Estado es responsable".
La movilización transcurrió en medio de cantos por el aborto legal, contra la violencia y por el "ni una menos". También se pudieron ver carteles que decían "somos la voz de las que no tienen voz".
Sin embargo no todo fue tolerancia: un joven que vio pasar la columna dijo "cómo me gustaría meterme con un cartel de 'Conchita' Barreda", en alusión al triste caso del odontólogo que mató a su mujer, su suegra y a sus dos hijas.
Odio al margen, desde un pequeño escenario, una de las oradoras destacó: "Más de 100 mil compañeras se acercaron a esta plaza a pesar de la lluvia". Según se pudo constatar, el grito recurrente es "Ni una menos, con vida nos queremos".
La nueva convocatoria comenzó a circular en las redes sociales la semana pasada, cuando las noticias de femicidios parecieron multiplicarse en todo el país y el caso del brutal asesinato de Lucía Pérez, tras ser brutalmente violada, encendió la alarma.
El paro de mujeres se llevó a cabo de 13 a 14, y durante el cese de tareas se realizó un "ruidazo" en las calles y lugares de trabajo. La medida de protesta tuvo una alta convocatoria a lo largo del país.
La jornada de protesta se cumplió en ciudades tan distantes como Buenos Aires, Santa Fe, Mendoza, Mar del Plata, San Salvador de Jujuy, La Plata, Río Gallegos y San Fernando del Valle de Catamarca, donde además habrá movilizaciones.
En Mar del Plata, donde ocurrió el más resonado de los seis femicidios registrados en la primera semana de octubre -el de Lucía Pérez-, amigos y familiares de la adolescente se movilizaron junto a agrupaciones universitarias, la CGT, la CTA, Uthgra, y el Sindicato de Luz y Fuerza.
"Cambiemos todo, porque yo por lo menos ya tengo demasiada violencia en mi vida. Entre todos tenemos que cambiar la violencia no podemos seguir así", declaró Guillermo, el papá de Lucía en medio de la marcha cuando le preguntaron cómo frenar la violencia de género.

APOYOS
Una de las organizadoras, la activista y periodista Marta Dillon, aseguró que "las dos CTA y la CGT unificada sumaron a esta jornada de lucha", cuyo objetivo no sólo es reclamar contra los femicidios sino denunciar "la trama económica y social que tienen detrás".
La referente del #Ni una menos aseguró que el cese de actividades de una hora de duración y la marcha desde el Obelisco a Plaza de Mayo, contó con el apoyo de organizaciones de mujeres de Bolivia, Paraguay, México, Chile, Costa Rica y Perú con las que se está organizando "un 3 de junio continental" para el año próximo y que hoy acompañan con distintas acciones en sus respectivos países.
Por su parte, la ex presidenta Cristina Fernández usó sus cuentas en las redes sociales para difundir la jornada de este miércoles contra la violencia de género.
Desde Facebook e Instagram, la líder del Frente para la Victoria declaró: "Mi corazón estará en la marcha de cada una de las mujeres que se movilicen este miércoles. Junto a cada compañera. Sea cual sea su color partidario, que nos reivindicó en la política, en los sectores sociales, y en cada grito que reclamó por nuestra igualdad política y social". Y subió una carta abierta cuyo título es "Lucía. Ni una Menos", donde trazó un panorama sobre la situación de las mujeres en el país.
"Mientras las mujeres eran reprimidas en las calles de la provincia de Santa Fe por luchar por una sociedad más igualitaria, a Lucía la violaban y la mataban", escribió en un tramo respecto a la represión en el Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario y la muerte de la adolescente marplatense, drogada, violada y asesinada.
"Conozco el precio de ser mujer. Ese que hace fácil el insulto, natural la agresión y confunde la mente de quienes no nos toleran, por nuestras voces, por nuestras formas", denunció luego en un texto en el que también mencionó a Milagro Sala, Hebe de Bonafini, Taty Almeida y Estela de Carlotto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico