No cobraron los sueldos y cortaron la ruta 3

Desde el mediodía y hasta avanzada la tarde de ayer, el tránsito de camiones, micros de media y larga distancia y camionetas de empresas petroleras fue bloqueado en el acceso norte de esta ciudad por un centenar de trabajadores de la ex Fundación Olivia, en demanda del pago de sueldos correspondientes al mes de noviembre.

Caleta Olivia (agencia)
La institución empresaria que se creara hace 11 años depende del Gobierno provincial y hace pocos meses cambió el nombre de su razón social, denominándose ahora "Fundación Santa Cruz Sustentable".
De la misma dependen unos 240 trabajadores, incluyendo un grupo de mujeres que se desempeñan en un vivero, bloquera, fábrica de adoquines y planta procesadora de residuos urbanos.
Hace aproximadamente dos años, por un problema similar protagonizaron otro corte de ruta de muchas horas, lo que motivó que fueran desalojados compulsivamente por fuerzas policiales que respondieron a directivas judiciales, teniendo en cuenta que los manifestantes amenazaron con hacer volar un camión cisterna afectado al transporte de combustibles.

INESTABILIDAD LABORAL
El piquete de ayer se potenció debido a que, según señalaron los voceros, "no tenemos seguridad de continuidad laboral", y para fundamentar sus dichos señalaron que la producción de adoquines y bloques se encuentra sensiblemente reducida por falta de insumos y de obras públicas.
El domingo por la noche, varios delegados dialogaron con el vicegobernador Pablo González en ocasión de la visita que el mismo realizara a Cañadón Seco, teniendo como respuesta la promesa de que plantearía de inmediato el tema ante la gobernadora Alicia Kirchner a fin destrabar el compromiso salarial.
De todos modos, en asamblea que celebraron a hora temprana de ayer, los manifestantes decidieron inicialmente apostarse a un costado de la ruta, frente a la playa de tanque petroleros de Termap, y aguardar hasta el mediodía novedades de sus sueldos.
Luego, al frustrarse esa expectativa, bloquearon la ruta, generándose en pocos minutos extensas filas de camiones, colectivos y camionetas de empresas petroleras en ambos sentidos, permitiéndose solamente el paso de autos particulares.
Sin embargo, el congestionamiento de unidades de la flota pesada motivó que por momentos nadie pudiera pasar, hasta que de manera esporádica la ruta se abriera por algunos minutos.
Alrededor de las 15, un grupo de trabadores acudió al edificio central de la comuna para plantear el tema al intendente Facundo Prades, pero la promesa de gestión ante autoridades provinciales no los convenció y por ello mantuvieron el corte hasta cerca de las 20, advirtiendo que hoy podrían reanudar la misma medida de fuerza.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico