No encontraron armas en el allanamiento por el herido de bala en el barrio Ceferino

Luego de la agresión armada que el viernes en la tarde noche involucró a dos familias del barrio Ceferino Namuncurá, identificadas por la policía como Cayupel y Guajardo, la Seccional Cuarta allanó durante la madrugada de ayer un domicilio. A pesar del gran despliegue policial en el interior de la vivienda, el resultado de la requisa fue negativo.

El enfrentamiento que la tarde noche del viernes dejó como saldo un herido de bala en el tobillo izquierdo, mantuvo a la policía de la Seccional Cuarta largas horas apostada en la calle Guaraníes al 900, casi Wilde, hasta que la justicia libró la orden de allanamiento en una vivienda del sector a la que habían visto ingresar a personas con armas.
Tal como informó El Patagónico en forma exclusiva en su edición de ayer, Ezequiel Guajardo (30) fue herido a las 19 del viernes cuando caminaba por la misma cuadra de su casa ubicada en Guaraníes, a pocos metros de la avenida Kennedy. La bala le atravesó la parte baja de la pierna izquierda, pero luego se comprobó en el Hospital Regional que no le afectó ningún hueso.
Al llegar la policía al lugar del ataque, minutos después de ocurrido el mismo, observaron que integrantes de la familia Cayupel estarían armados y por esa razón rodearon la zona. El procedimiento fue para resguardar el lugar en procura de solicitar allanamientos y poder secuestrar dichas armas.
Transcurrieron ocho horas hasta que se emitieron las órdenes judiciales. El funcionario fiscal de guardia, Martín Cosmaro, fue quien pidió la requisa domiciliaria a la familia Cayupel. Y la juez penal Mariel Suárez autorizó la medida que finalmente comenzó a partir de las 3. Al revisar la vivienda, sin embargo, los efectivos no encontraron las armas buscadas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico