No irán a juicio los padres de la beba que murió durante un parto casero

La Justicia resolvió otorgarles una probation de un año durante el cual deberán asistir a un curso de parto respetado, realizar tareas comunitarias y donar dos equipos al hospital.

Los jóvenes de 34 y 26 años fueron imputados en un primer momento por haber provocado la muerte de su beba por imprudencia al intentar realizar un parto casero que finalmente le causó la muerte por asfixia.

Ayer la Jueza Carolina García otorgó una probation de un año a ambos jóvenes que estaban imputados por homicidio culposo, luego que la fiscalía planteara que no era voluntad llevar a los padres a juicio, sino marcar que excedieron lo que es la pena natural que les produce el haber causado la muerte de su propia hija el 11 de mayo pasado.

La probation será por el lapso de un año en el que los padres de 24 y 36 años deberán realizar un curso especial de parto respetado con el director de obstetricia del hospital Castro Rendón, Hugo Regondi. El curso será para ellos solos dado que se busca evitar que deban hacerlo con otras parejas que sí están embarazadas.

También deberán realizar cinco horas semanales de trabajos comunitarios durante seis meses en un centro de día para personas con autismo de esta ciudad. Y deberán donar dos detectores de latidos fetales al hospital Castro Rendón, dado que esa fue la necesidad señalada por las autoridades sanitarias.

Si cumplen con lo acordado al término del año ambos padres serán sobreseídos, dado que la probation no implica que reconozcan responsabilidad alguna.

La jueza García explicó - según La Mañana Neuquén - que homologó el acuerdo dado que por un lado era legal "porque la pena que podía caberles de ir a juicio era en suspenso porque no tienen antecedentes".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico