"No le pongan Brayan a su hijo": la recomendación para evitar el bullying

Un pueblo de San Luis Potosí implementa la medida ante el aumento de niños registrados con nombres anglosajones.

El municipio de Xilitla es un Pueblo Mágico en el sureste de San Luis Potosí. Tiene unos 50.000 habitantes y los más jóvenes comienzan a adquirir una característica común: tienen nombres de origen anglosajón, entre los más comunes está Brian o su variación Brayan, dijo Jannett López Márquez, titular de la oficialía del registro civil local. "Hemos notado un incremento de estos nombres en inglés de enero para acá. Tenemos en promedio unos dos o tres al mes", explicó. El problema de esto, agregó López, es que los niños son usualmente objeto de burla cuando tienen este tipo de nombres. "El municipio ha sabido casos de bullying en las escuelas. Por eso recomendamos a los padres darles nombres que se relacionen más con la región, su cultura y su historia familiar", indicó.

Desde finales de agosto, el registro civil hace esta sugerencia para prevenir casos de discriminación. "Tratamos directamente con los padres en la oficina del registro. Algunos padres sí han cambiado el nombre cuando exponemos nuestra preocupación, pero cuando nos dicen que ese el nombre que quieren para su hijo, que lo han pensado desde hace tiempo, ahí la dejamos. Nosotros respetamos su derecho a nombrarlos como ellos quieran", comentó López.

Nombres como Brandon, Kevin o Dylan, otros ejemplos que la oficina ha registrado, no son tan preocupantes para el municipio como los que provienen del mundo del espectáculo o de la televisión como Michael Jackson. "También queremos evitar que los nombres sean muy complicados de pronunciar y que los padres sepan bien sus significados", dijo.

Lo ven como una especie de ascenso en la escala social, pues por desgracia en el país existe la idea de que hay nombres de pobres, como Lupita o Juan, y que para salir de una situación de pobreza es necesario deshacerse de ese estigma social

López notó que muchos de los padres que registran a sus hijos con nombres anglosajones han trabajado o vivido fuera de Xilitla. "Lo ven como una especie de ascenso en la escala social, pues por desgracia en el país existe la idea de que hay nombres de pobres, como Lupita o Juan, y que para salir de una situación de pobreza es necesario deshacerse de ese estigma social", dijo.

Brian Hernández, un desarrollador de software de Texcoco (Estado de México), comentó que su madre lo llamó así porque siempre quiso que él viviera del otro lado de la frontera. "Ella lo eligió para que yo pudiera adaptarme más fácilmente en Estados Unidos".

Una de las maneras más comunes en las que se burlan de él es compartiendo bromas en redes sociales sobre el nombre Brayan y sus variaciones. En estos memes e ilustraciones, que han surgido recientemente en México como en otros lugares del mundo, como Argentina y Chile, el nombre se usa para referirse a un estereotipo de hombre de escasos recursos proveniente de una zona urbana.

Lo que la gente discrimina no es el nombre en sí, sino toda la identidad de la persona

López añadió que la medida que se tomó en México no es una solución a la discriminación. "El bullying es el síntoma de un problema mucho más grande y si queremos combatirlo hay que atender el gran problema de discriminación que hay en este país. Aquí estigmatizamos por todo: por nuestro orígen étnico, nuestro nivel socioeconómico y nuestro lugar de residencia. Lo que la gente discrimina no es el nombre en sí, sino toda la identidad de la persona. No es solo un problema de los padres que registran a sus hijos, es de todos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico