No pudieron cortar la ruta y protestaron en local partidario

Personal de Gendarmería Nacional evitó que trabajadores de la Fundación Santa Cruz Sustentable (ex Olivia) cortaran a mediodía de ayer el acceso norte a esta ciudad, advirtiéndoles de expresas instrucciones impartidas por la Justicia federal para proceder al inmediato desalojo.

Caleta Olivia (agencia)

El plantel de hombres y mujeres de este emprendimiento laboral que depende de Provincia es de aproximadamente 230 y sus oficinas administrativas se encuentran en Cañadón Seco, donde el interventor Fernando Valderas no se hace presente desde hace varios días y tampoco les atiende llamados telefónicos, según señalaron los voceros.
Los trabajadores reclaman en pago de los salarios de octubre y noviembre y al verse intimidados por la fuerza de seguridad federal cuando se acercaron hasta la rotonda ubicada frente a la playa de tanques de Termap, decidieron llevar su protesta hasta el frente de una sede de La Cámpora ya que, aseguraron, Valderas es uno de los principales referentes locales de ese sector político.
La sede está ubicada en la calle Presidente Perón, zona del barrio General Paz, y aunque allí tampoco pudieron ubicar al directivo, permanecieron en la vereda de enfrente hasta avanzada la tarde.
En informal diálogo con El Patagónico, calificaron como "nefasta" la actual intervención ya que pareciera que su titular ni siquiera se ocupa de informar a las autoridades provinciales de los problemas salariales que se agudizaron en el curso de los últimos meses y nada mejoró a pesar de que hace pocos meses la Fundación adquirió una nueva razón social.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico