"No queremos irnos sin despedirnos de mi nieta", dijo Josefa

Ayer estaba previsto el segundo encuentro entre los padres de Expósito Moreno y su nieta, sin embargo la abuela materna se presentó sin la menor y advirtió que no podrían verla. "Nos dicen que ella no nos quiere ver, nos están haciendo el mismo juego que le hacían a mi hijo", lamentó Josefa y manifestó que espera despedirse de la pequeña.

Ayer a las 12:30 estaba previsto el segundo encuentro entre la pequeña hija de Domingo Expósito Moreno con sus abuelos paternos. Después de dos meses de estadía en la ciudad, Josefa Moreno Martin y su pareja esperaban que el encuentro los reconforte después del duro proceso judicial atravesado y sirva para despedir a la pequeña.

"Ya tenemos los boletos para volver a España el primero de noviembre", detalló Josefa. "Ya denunciamos este incumplimiento ante la asistente social, el lunes nos dieron audiencia a las 13 horas para ver qué ha pasado y si habrá oportunidad por lo menos de despedirnos".

En cuanto a las excusas que se antepusieron para que no se pudiera concretar el encuentro, la mujer explicó que fue la madre de Nadia Kessen quien les informó que no llevarían a la menor. "Con esa mujer no se puede hablar, ella insiste en que le he dicho a la nena si quería venir a Malaga conmigo, y yo nunca le dije a la nena que me la llevaría, sí cuando hablamos le pregunté si le gustaría volver a ver a sus primos y tíos que es muy diferente".

Josefa advirtió que las "excusas" antepuestas no tienen asidero. "Yo sé que no me la puedo llevar, yo no tengo el pasaporte de la nena , cómo podría pensar en llevármela así, yo lo que creo, me están haciendo el mismo juego que le hacían a mi hijo", lamentó.

El camino del pedido de restitución para Josefa seguirá los pasos legales en Málaga donde se ha expuesto el caso y hay abogados trabajando. En los días que le quedan a Josefa y su marido en Comodoro, sólo esperan volver a ver a su nieta.

En lo que respecta a Nadia dijo: "esperamos que la Justicia cumpla con lo que ha dispuesto y que vaya a la cárcel". Para la familia de Kesen la acusación en contra de la madre de la menor habría ocasionado que la pequeña no quiera ver a sus abuelos paternos. "Pero eso yo no me lo creo- indicó Josefa- la abuela de la nena dice que es la nena la que no quiere por lo le hemos dicho a Nadia. Pero eso yo no lo creo, nos dan un discurso que la niña no tiene. Nuestro primer encuentro fue buenísimo ella nos abrazó todo el tiempo, nos contó todo lo que hacía, que iba a natación y a baile, fue estupendo", memoró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico