"No se merecía que le pague de esa manera"

"No lo hice queriendo, no se merecía que le pague de esa manera; no recuerdo nada", dijo ayer Mario José Díaz durante la audiencia preliminar en la que se elevó a juicio la causa que tuvo como víctima a Valeria Palma, asesinada a golpes de martillo y de 24 puñaladas. La Fiscalía y la Defensa Pública ofrecieron pruebas y el acusado continuará preso. En tres meses se deberá revisar su medida de coerción.

La audiencia preliminar contra Mario José Díaz se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y fue presidida por la juez natural de la causa, Mariel Suárez. En representación del Ministerio Público Fiscal actuó la fiscal general, Mónica García, mientras que el acusado fue asistido por la defensora pública, Lilián Bórquez.
Hay que recordar que Díaz está acusado por el homicidio de su pareja, Valeria Palma, hecho que fue calificado como doblemente agravado por el vínculo y por ser cometido contra una mujer, por lo que encuadra en el femicidio.
En la audiencia de ayer las partes hicieron el ofrecimiento de las pruebas que se ventilarán en el juicio oral y público, ocasión en la que también llevaron a cabo convenciones probatorias.
A su turno, la fiscal ofreció una síntesis cronológica del caso y recordó a las partes que el mismo ocurrió el 27 de agosto del año pasado, aproximadamente a las 23:20. El escenario criminal fue el interior de la habitación que ocupaba la pareja en un inquilinato ubicado sobre la calle José Ignacio Rucci, en el barrio Máximo Abásolo.
Unos minutos antes del violento episodio se produjo una discusión entre la pareja y en ese momento el imputado tomó un martillo con el cual comenzó a golpear salvajemente a la víctima. Los gritos alertaron a los vecinos y fue el dueño del inquilinato quien acudió en primer lugar.
Allí le quitó el martillo a Díaz pero éste siguió agrediéndola con un cuchillo, con el cual le provocó múltiples heridas en el rostro, pérdida de masa encefálica y 24 lesiones punzo cortantes en el tórax y abdomen.
Palma falleció como consecuencia de un shock hipovolémico irreversible producido por las múltiples heridas y durante el control de la detención la Fiscalía calificó el hecho como “homicidio agravado por el vínculo y por ser cometido contra una mujer y perpetrado por un hombre (femicidio)".

OFRECIMIENTO DE PRUEBAS
En la audiencia de ayer la fiscal realizó el ofrecimiento de pruebas documentales y testimoniales para el debate y en conjunto con la defensora realizaron convenciones probatorias.
Por su parte la defensora ofreció su prueba y no formuló objeciones respecto del hecho ni a la calificación legal provisoria esgrimida por la fiscal y dijo que todo lo manifestado será debatido en el juicio oral y público. En tanto destacó que se produjeron dos episodios de convulsión por parte de su pupilo en su lugar de detención, los cuales sin embargo no fueron documentados.
En otro orden de cosas la fiscal solicitó el mantenimiento de la prisión preventiva hasta la celebración del debate, entendiendo que ahora existen mayores elementos para sostener que Díaz es con probabilidad el autor del hecho que se investiga. Su pedido lo fundó en base a la gravedad del hecho y existencia de los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación.
Al respecto, Bórquez aseguró que no existe posibilidad de que su asistido pueda alterar la prueba, por lo que tanto no se figura el peligro de entorpecimiento. Además, reconoció que Díaz no puede ofrecer un domicilio en la ciudad y por ese motivo fue que solicitó una reducción del plazo de la prisión preventiva y que se ubique en 40 días o hasta que se celebre el juicio (lo que ocurra primero).
Tras escuchar a las partes, la juez resolvió elevar la causa a juicio en base a la calificación de “homicidio doblemente agravado, por ser cometido contra una persona que tenía una relación de pareja y mediando violencia de género”.
Admitió la prueba ofrecida y difirió con la defensa sobre la inexistencia del peligro de fuga, teniendo en cuenta las características graves del hecho. En este contexto, mencionó los elementos de convicción para acreditar la probabilidad de autoría de Díaz y su falta de arraigo en la ciudad. Por todo ello mantuvo la medida de coerción por el término de tres meses.


Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico