No se registraron alcoholemias positivas en la noche de Año Nuevo

El fuerte operativo vial de prevención, que realizaron en conjunto el municipio y fuerzas policiales, dio buenos resultados ya que, de 250 vehículos controlados en la noche del 31 y la madrugada del 1 de enero, ninguno de los conductores registró exceso de alcohol. En los boliches bailables, que también fueron controlados, tampoco se detectaron infracciones ni inconvenientes.

Con un trabajo conjunto entre el municipio y las fuerzas policiales, se desarrollaron con éxito los controles de prevención durante la madrugada del 1 de enero en distintos puntos de la ciudad. Sobre un total de más de 250 vehículos controlados, no se registraron alcoholemias positivas. “Queremos felicitar a los comodorenses por la responsabilidad que han asumido para pasar unas fiestas de fin de año tranquilas”, dijo el subsecretario de Seguridad, Héctor Quisle.
En ese sentido, el funcionario explicó que “durante la noche del 31 de diciembre, previo al brindis y, posteriormente, en la madrugada del 1 de enero, se desarrollaron controles vinculados a la seguridad vial, tránsito y documentación vehicular de forma preventiva; donde tomaron intervención distintas áreas municipales como Seguridad y Tránsito, bajo la coordinación de la Secretaría de Gobierno. También, se contó con el apoyo de los efectivos de la Policía de Chubut y Seguridad Vial”, remarcó.

SIN INCONVENIENTES
En cuanto a los resultados, el funcionario afirmó que “no hemos tenido inconvenientes con el tránsito, ya que los operativos se han desarrollado con total normalidad en el transcurrir de la madrugada, con patrullajes con balizamiento tanto en el casco céntrico como en las principales arterias de la ciudad, en zona norte y sur”.
“Se ha hecho un trabajo preventivo efectivo en lo que es la zona del Camino Roque González y no se lamentaron accidentes”, aseguró y dijo que “en lo que refiere a controles vehicular, se inspeccionaron a más de 250 conductores en los puestos transitorios y no hubo alcoholemias positivas”.
En el caso de las inspecciones en locales bailables, Quisle indicó que “la apertura se concretó en dos boliches de la zona céntrica y en otros dos de la zona de la Loma, donde ninguno tuvo una masiva concurrencia de público y los controles fueron con total normalidad, sin reportes de incidentes por parte de la Policía”.
“Estamos orgullosos por este trabajo de prevención que se ha desplegado en Comodoro Rivadavia y realmente queremos felicitar a los comodorenses, a los automovilistas y a la comunidad en general, por la responsabilidad que han asumido para pasar unas fiestas de fin de año tranquilas y sin incidentes”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico