No todo está perdido si San Cayetano fue generoso con ellos

Coordinadores con muertos en el placard, baños con secretos, el multipremiado que no fue, el ascenso del movilero y la placa que atrasa.

Coordinadores en problemas
La semana pasada se conoció la denuncia penal que Ricardo Britapaja presentó como intendente sarmientino contra Sebastián Balochi, hoy empleado público de la municipalidad de Comodoro, por el pago de cerca de 4 millones de pesos en honorarios. Ahora se suma otro foráneo contratado por la gestión Linares a la lupa judicial: Nicolás Humpreys, quien al igual que Balochi accedió a un salario municipal tras ser designado como "coordinador".
Humpreys enfrenta una denuncia en la provincia de Río Negro, donde como ex gerente de un multimedio de epicentro en Chubut se lo acusa de facturación "melliza" para acceder a abultadísimos cobros por pauta oficial, además de comercializar contenidos que jamás se transmitieron.
Lo que se investiga es lisa y llanamente una defraudación a la administración pública rionegrina, con foco entre las vinculaciones del ahora empleado municipal y el secretario de Medios de esa provincia, Guillermo Campetti; y la contratación "irregular" de publicidad durante 4 años, en las que se mencionan órdenes de pago duplicadas cuyos montos habituales eran de entre $100.000 y $400.000, mientras que en los últimos meses habrían sido por $200.000 quincenales.

El baño peronista

Parece que el baño del Sindicato de la Industria de la alimentación de Puerto Madryn da para todo. Es que hace dos sábados se había reunido ahí el PJ provincial y durante la semana Miguel "Cone" Diaz, integrante de la antagónica "Celeste y Blanca", aseguró que cuando llegó el momento de la foto a Martin Buzzi lo mandaron al baño, como para no sumar otra cara pianta votos.
Pero parece que así como fue refugio para uno, fue campo de batalla para otro: dicen que un funcionario comodorense ingresó para hacer una escala rápida y seguir figurando en el salón, y terminó pasando un pésimo momento. Parece que un empleado municipal y militante de esos de muchos años, que como varios no ve nada bien el desembarco en el "poder" de algunos, lo siguió al tocador como para aclarar en privado algunas cosas.
Cuentan que el pase de facturas incluyó el hecho de que el funcionario le hubiera sacado las horas extras y el acceso al vehículo oficial, más el reproche por las críticas de éste a su conductor, Néstor Di Pierro, momento en que el municipal decidió pasar de las palabras a la acción y asestarle varios golpes al secretario, que ya se venía salvando de muchas y que parece al fin tuvo su debut en esto de encuentros peronistas calientes, donde los pronunciamientos finales por unanimidad deben ser arduamente "debatidos" puertas adentro.

Un cacho e cultura
La visita del escritor Eduardo Sacheri en el arranque de la Feria del Libro en Comodoro Rivadavia acaparó la atención de un centenar de personas en el Hotel Lucania, que se sorprendieron al escuchar la presentación. A medida que locutor iba nombrando sus títulos, adjudicó de modo invariable a cada uno de ellos el premio "Alfaguara". Cualquiera que haya leído más de dos páginas de un escritor nacional sabe que además de ser un premio, Alfaguara es un sello editorial con el que justamente Sacheri publicó varias de sus historias, aunque solo logró el premio con su último libro, "La noche de la Usina", en abril pasado, cuando fue elegida entre 707 trabajos.
El caso es que la presentación que escribió el personal de Cultura municipal -o leyó tan mal el locutor. fue tan absurda que propio escritor bromeó en su presentación que si todos sus libros hubiesen ganado el premio Alfaguara ya no escribiría más y se dedicaría a otra cosa.

Uno que atrasa
Walter Ñonquepan no pega una en Comodoro, ni siquiera con las fechas. El titular de Chubut Deportes encabezó un homenaje a Eduardo Bernal el miércoles último, cuando se organizó un acto en el Concejo Deliberante para hacer entrega al dirigente de 93 años de una placa conmemorativa.
Mientras el reconocimiento "por su extensa trayectoria en favor del deporte en la provincia del Chubut" llegó entrado agosto, la placa tenía inscripta la fecha 26 de junio de 2016. Lo que no se sabe es si Ñonquepán no había podido entregarla en alguna de sus anteriores visitas a la ciudad, o si le tomó dos meses organizar el evento con el bloque de concejales dasnevistas.

Pelo y barba
Con esto de la alianza con el PRO, y a falta de posicionamiento del partido porteño a nivel local, los radicales avanzan con las designaciones en la mayoría de las reparticiones públicas que dependen de Nación, como es el caso de Héctor Barrios a cargo de Migraciones.
El tema es que si bien los radicales tienen años de desarrollo político, parece que lo que no tienen son cuadros, al menos a juzgar por una última "colocación" que dicen las malas lenguas, se da por obra y arte del concejal Pablo Martínez: el ex peluquero y ex mago José Luis Olave asume hoy a las 16 como flamante director de LU4. Se supone que a la hora de la elección pesaron como antecedentes válidos aquellos domingos en que hacía de movilero en transmisiones de fútbol, averiguando en vestuarios la formación de los equipos y contando durante el partido la forma en que se mordían las uñas los DT.


Cuando más alto sube el monito

Muchos saben que al dasnevismo le costó -y mucho- el armado en Comodoro y de allí que se haga difícil llenar la plantilla con designaciones en las oficinas locales, debiendo recurrir no a los mejores sino a lo que hay, máxime con algunos jugadores reclamando el pago por la lealtad, aun con el contrasentido del concepto.
Uno de los que por fin pudo estrenar cargo con esta tercera gestión fue el inefable Daniel Carrizo, hoy al frente del IPV, una cartera bajo la lupa continuamente, razón por la cual se hace muy difícil ocultar algunos antecedentes personales.
El caso es que cuando en Comodoro se dio la ola de ocupaciones ilegales, entre 2009 y 2010, bajo la intendencia de Martín Buzzi, el propio Carrizo fue uno de los que aprovechó el momento para hacerse de su lotecito en Km 12, concretamente en Gesta de Malvinas, lo que sin dudas pinta de cuerpo entero su calidad como "dirigente". Hacemos votos para que con los años transcurridos y su actual rol de funcionario público, acreedor de un sueldo estatal, el hombre haya tenido tiempo de regularizar su situación y efectuado el pago por el lote fiscal.
Más allá de esto hay que concederle que sin dudas entiende -por haber vivido en carne propia- lo acuciante de la problemática habitacional y de allí que la entrega de viviendas del IPV en su gestión será sin ninguna dudas en total sintonía con los derechos de la gente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico