No va a los Juegos Olímpicos para donarle un riñón a su padre

Joana Bolling, una jugadora de handball de 20 años, integra la lista del seleccionado argentino juvenil que viajará a Río en agosto. Sin embargo, decidió bajarse para someterse a una operación que le estirará la vida a su papá.

Para todo deportista, llegar a vestir la camiseta y representar a un país es el sueño más perseguido. Los privilegiados, hasta pueden darse el lujo de disputar un Mundial o los Juegos Olímpicos. Sin embargo, hay ocasiones en las que los eventos deportivos pasan a un segundo plano.

Joana, ante la oportunidad deportiva de su vida, no dudó un segundo: "no iba a dudar de donar por las Olimpíadas. Esto es más importante que el handball". La joven de 20 años deberá pasar por el quirófano del Sanatorio Allende, en Córdoba, por el posterior período de recuperación y recién después podrá volver a entrenar pasado el certamen de Río de Janeiro.

Elnes Bolling llegó a la Argentina de las Islas Vírgenes para jugar en la Liga Nacional. Vistiendo la camiseta de GEPU de San Luis fue Campeón en la temporada 1992/93. Jugó también en TNA.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico