"Noah ya empezó la quimio y la está tolerando muy bien"

Se confirmó que el pequeño Noah padece cáncer de hígado y, según su tía, la hermana de Lopilato, ya comenzó el tratamiento y lo está tolerando bien. Todos los detalles, en esta nota.

El hijo de Luisana Lopilato (29) y Michael Bublé (41), Noah, de tres años, fue diagnosticado con cáncer pero hasta hoy no se sabía qué tipo. Finalmente, su tía y hermana de Lopilato, Daniela, confirmó que se trata de un cáncer de higado.

"El cáncer es una enfermedad horrible, pero tenemos fe en que Noah va a salir adelante. Lo sabemos. Llegó la hora de empezar un tratamiento que será largo y muy duro, pero que hay que pasar. Dicen que los niños suelen ser fuertes para soportar la quimioterapia... y mi sobrino es un guerrero", fue lo que detalló Daniela a Gente.

Lo cierto es que en un principio se hablaba de un linfoma o un cáncer vinculado a la garganta ya que lo primero que trascendió era que el niño tenía paperas y fiebre, pero ese sólo fue el punta pie para que sus padres se preocupen y le hagan estudios paralelos que dieron con esta enfermedad de casualidad.

Todo comenzó luego de que Noah presente unas líneas de fiebre y Luisana se preocupe. Llevó a su hijo al sanatorio Otamendi de Capital Federal, porque la fiebre subía. Después de un examen clínico exhaustivo determinaron que no eran paperas y arriesgaron dos diagnósticos posibles: angina o mononucleosis. Para descartar el segundo había que realizar una batería de estudios, que incluían una ecografía abdominal.

Así fue como tras un hisopado de fauces, le confirmaron que Noah tenía una simple angina y no mononucleosis, pero que la ecografía de abdomen había detectado un problema hepático. "Tiene una manchita en el hígado, pero no muestra distintas tonalidades. Por eso, es probable que sea benigno, pero hay que seguir con los estudios", fue lo que le dijeron y el panorama cambiaba rotundamente.

"Soltemos todo y nos vemos en Los Angeles", le dijo inmediatamente Michael a Luisana desde Londres, en plena gira promocional de su nuevo disco. Es así que se fueron a Los Ángeles. "Fue acá donde descubrieron que algo andaba mal. Tenemos muy buenos especialistas. Pero por cuestiones personales y familiares, Lu y Mike decidieron volar a los Estados Unidos para hacer el tratamiento", reveló Daniela sobre la decisión para que el nene siga su tratamiento allá.

Ya instalados en Estados Unidos, los especialistas siguieron con los exámenes del niño. Coincidieron con el diagnóstico del sanatorio Otamendi e indicaron para ese mismo lunes una biopsia de hígado, que Noah soportó muy bien.

Este martes 1 de noviembre llegó el resultado que nadie quería escuchar: cáncer en el hígado. Los especialista indicaron un tratamiento intenso: cuatro meses de quimioterapia, con la posibilidad de una cirugía para extirpar el tumor más adelante. Lo alentador es que con este tratamiento, ese tipo de cáncer infantil tiene un 90 por ciento de chances de cura.

"Noah ya empezó la quimio y la está tolerando muy bien", aseguran amigos de la familia. "Tiene la inocencia de los nenes y eso está bueno. No entiende demasiado lo que está pasando", agregó la tía de Noah.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico