Nora Cortiñas afirmó que "fueron parte de esa época tan siniestra"

La titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, dijo ayer que "es una buena noticia, esperada muchos años, y es un modo de ir desandando la historia desde la verdad", la decisión de la Iglesia Católica de reabrir los archivos referidos a la última dictadura cívico-militar.
"Tendremos que ver cómo se presentan", adelantó Cortiñas en radio La Red, quien recordó que "hubo curas que integraron el Terrorismo de Estado".
Entre ellos, citó a Pío Laghi (Nuncio en Buenos Aires desde julio de 1974 a diciembre de 1980) quien "estaba al tanto de todo lo que ocurría porque jugaba al tenis todos los días con (el genocida, Emilio) Massera".
También lamentó que en aquellos años "muchos (religiosos) entraban en los campos del horror y salían de ahí sin decir una sola palabra de lo que veían".
"La Iglesia fue parte de esa época tan siniestra y dolorosa para todo el pueblo argentino", sintetizó Cortiñas; quien además al ser consultada sobre la idea de 'reconciliación' instalada por el menemismo consideró que "no" está de acuerdo porque "lo que hay que buscar es la verdad y la Justicia".
Por su parte, el premio Nobel de la Paz y presidente del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj), Adolfo Pérez Esquivel, calificó a la apertura de documentos como "un paso muy importante".
"Ahora hay que ver si se brindará en un informe general o de acuerdo a la necesidad de los jueces y si los jueces pedirán la información a través de la secretaría de Derechos Humanos de la Nación o de las organizaciones de la Iglesia Católica que puedan colaborar con las causas jurídicas ya iniciadas", agregó a la agencia Télam.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico