"Nosotros no estuvimos en la cancha", analizó De los Santos

En la previa de un nuevo cruce entre Gimnasia y Esgrima con San Lorenzo, el base del "Verde", Nicolás De los Santos brindó su punto de vista sobre el tercer partido en el Socios Fundadores, analizó las dos derrotas y habló sobre su lesión y el tiempo que demandará la recuperación luego de la intervención quirúrgica.
"Sabemos que será un encuentro difícil, como los dos en Buenos Aires. La verdad que en los dos juegos, San Lorenzo fue muy superior a nosotros en lo técnico y en lo físico y hay que revertir eso. No será nada fácil. Ellos son un gran equipo, el candidato a llevarse esta Liga pero nosotros no queremos terminar de esta manera, aspiramos a ganar el juego de mañana (por hoy) y esperar con un plus el hipotético juego del sábado", apuntó.
El jugador del "Verde" entiende que todos los partidos de playoffs son diferentes y que el equipo debe cambiar si quiere seguir con vida en la Liga Nacional. "Nosotros no estuvimos en la cancha en ningún sentido. Ni en lo deportivo, ni en lo físico ni en lo mental y eso es lo que hay que revertir. Nos sacaron una brecha importante de entrada, no pudimos entrar en juego y nos sacaron una diferencia importante", analizó.
De los Santos sufrió un corte en la mano derecha en el juego de playoffs frente a Argentino de Junín el último 29 de mayo en el estadio Socios Fundadores, y juega con un vendado especial. "La lesión en la mano obliga obviamente a no estar en mi plenitud física ni mental, pero la verdad que jugar con la mano así no me deja estar concentrado. Traté de estar y no pensar tanto, pero con el correr de los minutos se me duerme el dedo, me duelen los puntos. Uno es profesional, y trata de olvidarse pero es muy difícil. Llegaré hasta donde más se pueda, me siento en deuda con mis compañeros, con el club y voy a estar hasta donde sea necesario", explicó.
Sobre el futuro de su lesión ratificó que será intervenido y aclaró que "la intervención será una microcirugía, al cortarse el nervio me lo tienen que unir para volver a tener la sensibilidad del dedo, y la recuperación son tres semanas con una férula y dos meses en total con la kinesiología".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico