Nueva Chicago descendió a la B Nacional pese a vencer a Quilmes

El equipo de Rubén Forestello necesitaba de un triunfo y esperar que no sumen tanto Temperley como Huracán, quienes se aseguraron la permanencia en Primera división al empatar en sus respectivos compromisos.

Nueva Chicago descendió ayer a la B Nacional pese a vencer a Quilmes por 2-1, de local, en un partido por la 30ma. y última fecha del torneo de fútbol de Primera división.
Los goles del equipo que dirige Rubén Forestello, que ganó los últimos cinco encuentros que jugó, los anotaron Alejandro Gagliardi (9m. PT) y Mauricio Carrasco (29m. ST); en tanto que para el conjunto sureño, que sufrió la expulsión de Mariano Uglessich (35m. PT), marcó Rodrigo Braña (40m. PT).
Chicago, que regresó a la B Nacional tras una temporada en Primera, finalizó con 29 unidades; una menos que Temperley y Huracán, que se aseguraron la permanencia con los empates de ayer ante Argentinos Juniors y Belgrano de Córdoba, respectivamente, y Sarmiento de Junín, que ya lo había hecho hace varias jornadas atrás; en tanto que Quilmes finalizó en el 11mo. lugar del torneo con 45 puntos y jugará la Liguilla Pre-Sudamericana.
Más allá del descenso, los hinchas del conjunto de Mataderos, que le dieron un marco imponente a su estadio, desataron una fiesta en el comienzo del segundo tiempo (el partido estuvo detenido siete minutos por los juegos artificiales) y la continuaron desde el segundo gol hasta el pitazo final del árbitro Sergio Pezzotta.
Pero antes hubo un partido y en el inicio del encuentro mostró a un Chicago, que jugó con un 4-3-3, nervioso, algo impreciso, pero obsesionado con el arco rival.
Así, en ese lapso, Quilmes, que apostó por un 4-3-1-2 flexible, fue levemente superior, al menos en el manejo de la pelota.
Sin embargo fue el equipo de Mataderos el que se puso en ventaja, a los 9 minutos, con el gol de cabeza de Gagliardi.
A partir de ese momento Chicago se adueñó de campo y balón, ganó en juego e intensidad, y hasta generó las chances más claras, pero no las tradujo en el marcador, pese a la endeblez defensiva de su adversario.
Entonces, sobre los 40 minutos, una linda jugada de Alexis Canelo derivó en el gol de Braña, cuando Quilmes jugaba con diez jugadores por la expulsión de Uglessich, a los 35m.
El segundo tiempo tuvo un desarrollo parejo, aunque Chicago fue un poco más profundo: primero Sebastián Grazzini exigió a Walter Benítez (23m.) y luego Carrasco (en posición adelantada) puso el 2-1 (29m.).
Así el equipo de Forestello hizo lo que debía, ganar, pero no recibió la ayuda ni de Belgrano (1-1 ante Huracán) ni de Argentinos (0-0 frente a Temperley) y finalmente se fue al descenso.

SINTESIS

NUEVA CHICAGO 2 - QUILMES 1
Nueva Chicago: Federico Lanzillotta; Mariano Puch, Abel Masuero, Nicolás Sainz y Mauricio Arias; Nicolás Giménez, Damián Lemos y Fernando De la Fuente; Lucas Baldunciel, Alejandro Gagliardi y Mauricio Carrasco. DT: Rubén Forestello.
Quilmes: Walter Benítez; Adrián Scifo, Alan Alegre, Mariano Uglessich y Lucas Suárez; Nicolás Cabrera, Rodrigo Braña y Adrián Calello; Alexis Canelo; Claudio Bieler y Nicolás López. DT: Facundo Sava.
Goles PT: 9m. Gagliardi (NCh) y 40m. Braña (Q).
Gol ST: 29m. Carrasco (NCh).
Cambios ST: 17m. Leonel Demelchori x López (Q); 18m. Sebastián Grazzini x Giménez (NCh); 35m. Christian Gómez x Baldunciel (NCh); 37m. Matías Vera x Carrasco (NCh); y 45m. Matías Morales x Braña (Q).
Amonestados: Grazzini, De la Fuente y Puch (NCh). Calello y Scifo (Q).
Incidencia PT: expulsado 35m. Uglessich (Q).
Cancha: Nueva Chicago.
Arbitro: Sergio Pezzotta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico