Nueva derrota en el beach vóley

El binomio que integran las argentinas Ana Gallay-Georgina Klug sumó ayer a la mañana una nueva derrota por el grupo B de la competencia olímpica de beach vóley, al ser superadas por las locales Agatha Bednarczuk y Bárbara Seixas, por un inapelable 2-0.


En el estadio Arena da Praia de la zona de Copacabana, copado por 'torcedores' cariocas como si fuera el estadio Maracaná en fútbol, el dúo 'verdeamarelho' resolvió en apenas 40 minutos el compromiso, con parciales de 21-11 (19 minutos) y 21-17 (21m.).
La pareja compuesta por la entrerriana Gallay y la santafesina Klug, con solamente dos puntos en igual cantidad de presentaciones (y sin siquiera haber ganado sets), ya no depende de sí misma para seguir avanzando en el certamen.
El equipo argentino se jugará la última chance de clasificación a cuartos de final enfrentándose mañana, desde las 22, al binomio que componen las checas Barbora Herrmanova-Marketá Slukova.
La pareja albiceleste incurrió en las mismas equivocaciones que, el sábado último, les costó la caída 0-2 ante las españolas Elsa Baquerizo-Liliana Fernández.
Las chicas argentinas entraron frías y desconcentradas, permitiendo que la pareja brasileña dominara la escena, con una amplia gama de recursos como un buen saque, una mejor recepción o un bloqueo consistente.
Con esos atributos, el binomio local edificó una nítida ventaja (21-11) con lo que se cerró el capítulo inicial para el deleite de los más de 7.800 simpatizantes locales que disfrutaron de una temperatura cálida pero agradable (22 grados centígrados).
En el segundo parcial, el dúo Gallay-Klug ajustó algunos conceptos y se adelantó en la pizarra 9-6, prometiendo otorgar dura lucha.
Pero las brasileñas reaccionaron, ganaron cinco puntos seguidos (algunos en forma fortuita a través de saques), se pusieron arriba 11-9 y el partido se terminó.
"La verdad es que nunca pudimos hallar nuestro juego. Nos pasó casi lo mismo que contra las españolas (Baquerizo-Fernández). Luchamos hasta el final, pero no pudimos encontrarle nunca la vuelta al partido", se sinceró la entrerriana Gallay.
La jugadora oriunda de Nogoyá no le encontró explicación al bajón que el dúo mostró en estos dos compromisos de la competencia en Río de Janeiro.
"El problema no es físico. Es una cuestión de que no logramos armar nuestro juego, insisto. Y es extraño porque con estas mismas rivales, nosotras venimos de meter semifinales en Austria", resumió Gallay, en referencia a un cuarto puesto alcanzado en un Major de Klagenfurt, hace casi dos semanas.
"Sabemos que la clasificación es difícil, porque la situación ya no está en nuestras manos", agregó la entrerriana.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico