Nueva polémica: para Trump, la ONU "es un club para pasarla bien"

El presidente electo, que mantiene una lealtad sin fisuras con el gobierno de Benjamin Netanyahu, prometió que, en cuanto asuma, trasladará la sede de la embajada de Estados Unidos desde Tel Aviv a Jerusalén.

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, criticó abiertamente a la ONU y dijo vía Twitter que es un "club" de gente que se reúne para hablar y "pasarla bien", luego de la aprobación de la resolución que condena los asentamientos israelíes en territorios ocupados a los palestinos.
"Naciones Unidas tiene un gran potencial, pero ahora es sólo un club de gente para reunirse, hablar y pasarla bien. ¡Qué triste!", tuiteó Trump, tras la decisión que fue aprobada el viernes pasado gracias a la abstención de Estados Unidos.
La crítica de Trump sigue a otro tuit difundido el viernes pasado en el que advirtió que, a partir del 20 de enero, cuando llegue a la Casa Blanca, "las cosas (en la ONU) van a ser diferentes". El enojo que expresó se debe a que él mismo había pedido que Estados Unidos vetara la resolución sobre los asentamientos israelíes, una tradicional política estadounidense.
La resolución fue aprobada por 14 votos a favor y la abstención de Estados Unidos, que no ejerció el derecho de veto que le confiere su calidad de país con asiento permanente en el máximo órgano de decisiones de la ONU.
El proyecto de resolución, que recibió fuertes críticas de Israel, fue llevado al consejo por Venezuela, Nueva Zelanda, Malasia y Senegal, después de que se echara para atrás Egipto, país que en un principio llevaba la iniciativa.
Un día después de esa votación, Trump dijo que la decisión es "una gran pérdida para Israel en la ONU" y consideró que "haría más difícil" negociar la paz entre israelíes y palestinos.
El presidente electo, que mantiene una lealtad sin fisuras con el gobierno de Benjamin Netanyahu, prometió que, en cuanto asuma, trasladará la sede de la embajada de Estados Unidos desde Tel Aviv a Jerusalén, algo que rompe con la política tradicional de Washington de no reconocer a Jerusalén como capital israelí.
El futuro embajador que tiene asignado en Israel es el abogado David Friedman, una figura próxima a la derecha israelí, que apoyó la expansión de las colonias en territorios palestinos y no considera conveniente la solución de dos Estados, es decir, la creación de un Estado palestino que conviva con Israel.

ISRAEL REDOBLA
LA APUESTA
Israel decidió reducir sus vínculos con 12 países del Consejo de Seguridad de la ONU que votaron una resolución que condena la colonización de Palestina, en medio de una fuerte presión mundial y antes de una conferencia para avanzar hacia la creación de un Estado palestino y el fin de 50 años de ocupación.
En sus primeras declaraciones públicas desde que se aprobó la resolución, el presidente palestino, Mahmud Abbas, dijo ayer que espera que la conferencia de paz para Medio Oriente, que se celebrará en enero en Francia, fije un cronograma para terminar con la colonización israelí de Palestina.
Lejos de amedrentarse por la condena del máximo órgano de la ONU, autoridades de Israel tienen previsto anunciar esta semana la construcción de miles de unidades de viviendas para judíos en el sector de Jerusalén que los palestinos reclaman como capital de su futuro Estado.
El viernes pasado, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución que condena las colonias israelíes en los territorios palestinos de Cisjordania y Jerusalén este como una "violación flagrante" a la ley internacional.
La adopción de la resolución fue posible gracias a que el gobierno del presidente Barack Obama rompió con la política tradicional de Estados Unidos y se abstuvo en la votación en el consejo en vez de vetar el texto, algo por lo cual recibió duras críticas y acusaciones del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.
Ayer, funcionarios israelíes dijeron a la cadena de noticias CNN que Netanyahu ordenó a su Cancillería reducir temporalmente las relaciones con 12 de los 14 países que ayudaron a aprobar el texto y con los cuales Israel tiene relaciones diplomáticas.
Los vínculos laborales con las embajadas de esos países -Reino Unido, Francia, Rusia, Japón, Angola, Uruguay, Senegal, China, Ucrania, Egipto, España y Nueva Zelanda- serán suspendidas temporalmente, dijeron los funcionarios, que pidieron no ser identificados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico