Nuevo grupo solidario en apoyo a comedores barriales

Los bolsones de pobreza en barrios periféricos de la ciudad del Gorosito constituyen una triste realidad en la ciudad del Gorosito, en sintonía con la crisis económica que va incrementándose en todo el país. Ello genera penosas situaciones sociales que muchos organismos sociales no detectan, o bien no quieren que se conozcan de manera pública.

Caleta Olivia (agencia)

Este fenómeno no pasa desapercibido para mucha gente que no tiene relación alguna con estamentos gubernamentales y que por su propia cuenta se organiza para asistir a quienes apenas pueden subsistir.
Así, por ejemplo, ayer se observó en la zona céntrica a vecinos que conformaron un grupo de ayuda solidaria denominado "Manos de Esperanza", en plena campaña de recolección de alimentos, instalándose frente a la plazoleta del Monumento al Obrero Petrolero.
Uno de sus integrantes comentó que comenzaron a reunirse hace tres meses, luego de ir conociendo necesidades de personas que acuden a comedores barriales, habiendo detectado a cinco de ellos, aunque creen que hay varios más que no se conocen abiertamente porque las familias que los crearon prefieren mantenerse en el anonimato.
Para dar un ejemplo de crudos casos de marginación social, contaron que hace pocos días hicieron un relevamiento en la zona de chacras y observaron que hay personas que duermen en el suelo de precarias construcciones, teniendo solo cartones como colchón.
Es por ello que consideraron que no podían permanecer ajenos a una cuestión humanitaria y decidieron destinar parte de su tiempo a ayudar a la gente más carenciada y consecuentemente comenzaron a llevar adelante campañas para recibir donaciones de alimentos, ya que los costos de los mismos se elevaron sobremanera y de ellos dependen los comedores barriales.

POR LOS POBRES

Como hecho significativo, vale señalar que en la vía pública los integrantes de este grupo solidario entregaron folletos a quienes transitaban por la zona céntrica para darse a conocer.
A través de los mismos se destaca que Manos de Esperanza nació de la iniciativa de tres compañeros de trabajo que observaron que hay muchas necesidades comunitarias en esta ciudad.
En principio, salieron a recorrer algunos barrios llevando termos y tortas fritas, lo cual "fue una excusa para comenzar a crear un nexo con aquellas familias más vulnerables".
"Nosotros no somos ningún partido político, ni tampoco apoyamos a alguno, y tampoco somos una congregación religiosa", expresan en sus postulados, dejando en claro que "creemos que entre todos, sin importar color, religión, sexo o ideología política, podemos unirnos para que nuestros hijos tengan un mejor futuro por delante".
También expresan que "los integrantes de Manos de Esperanza no perciben retribución alguna" y piden a toda la comunidad que se involucre en esta misión humanitaria, donando alimentos, ropa y calzado para niños y adultos que están en situación de pobreza.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico