Nuevo round entre Linares y Williams

El jefe comunal ratificó ayer que el viernes "hubo zona liberada" en el centro que favoreció los enfrentamientos entre miembros de UOCRA y SOUCCH, refutando los dichos del ministro de Gobierno, Rafael Williams.

El intendente Carlos Linares anticipó ayer que a través de la Asesoría Letrada municipal se pidió a la Fiscalía que investigue los hechos de violencia ocurridos el viernes en pleno centro de la ciudad y reiteró: "seguimos insistiendo que fue zona liberada; sino no se pudo producir semejante hecho vandálico. Nos llama la atención porque no hubo ninguna detención".
En cuanto a las apreciaciones del ministro provincial de Gobierno, Rafael Williams, quien consideró que hablaba "disparates", aseguró que "la gestión del ministro hacia Comodoro es lamentable. Desde que es ministro no pisó un solo día Comodoro; no sabe nada de lo que está pasando. Cuando me llamó, fue para conseguir comida a detenidos de alcaidía y por problemas de gas; después ningún contacto y le digo que nadie me está asesorando y le puedo dar clase de este tema. Me parece una falta de respeto, y sería bueno que venga a Comodoro".

"COSAS RARAS"
Para el jefe comunal, en este asunto "hay cosas raras", aduciendo a que "esto podía pasar y se tenían que haber tomado recaudos. Algunos funcionarios creen que porque el municipio actúa en algunos conflictos es responsable de todo. Al final el municipio pone la cara y hace el trabajo de otros estamentos".
Hay que recordar que el enfrentamiento a piedras, palos y puños del viernes a la mañana se extendió por casi una hora y que debió intervenir la policía con balas de goma para que todo se calmara, dejando un saldo de cinco heridos: cuatro sindicalistas y un uniformado.
Al final, hubo un pacto de no agresión sellado con un apretón forzado de manos entre los conductores de ambos grupos sindicales: Raúl Silva (UOCRA) y Daniel Ojeda (SOUCCH). Lo insólito del caso es que ello tuvo lugar en la mismísima Unidad Regional de Policía, ante la impávida mirada de fiscales que –eso sí- advirtieron con investigar. No hubo detenidos y desde enero de 2011 han sido varios los enfrentamientos en la vía pública entre sectores de la construcción enfrentadas. Los protagonistas son siempre los mismos y hay causas judiciales iniciadas contra ellos.
Ayer, Linares opinó que "los dos sectores son culpables, por eso tiene que actuar la justicia. Se hizo un protocolo y se los citó en la Unidad Regional después del hecho vandálico, pero ¿por qué no los llamaron 48 horas antes?".
No obstante, el jefe comunal consideró que el acuerdo celebrado es bienvenido porque "no quiero que los trabajadores se peleen entre ellos. UOCRA es un sindicato legal, reconocido institucionalmente a nivel nacional y puede hacer paritaria y el otro pseudo sindicato no puede actuar con representación gremial para paritarias y tampoco puede homologar acuerdos". Lo mismo había dicho horas después del enfrentamiento el secretario provincial de Trabajo, Marcial Paz.
Ante esta situación, Linares precisó que la justicia tiene que investigar y aclaró que "no estoy en contra de ellos (SOUCCH) porque son trabajadores también. El Ministerio de Trabajo tiene que hacer la investigación, no el municipio".
En este contexto, dijo que Marcial Paz "está haciendo una excelente gestión. Ojalá que haya muchos como él porque además lo llamás por teléfono y siempre está", destacando que "cada funcionario se tiene que hacer cargo de la secretaría que tiene".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico