"Nunca Más privilegios para los criminales de lesa humanidad"

La respuesta al fallo de la Corte Suprema fue masiva y federal, miles de argentinos convocadas por los organismos de DDHH, se manifiestan en la Plaza de Mayo en repudio el beneficio del 2x1 que se le otorgó al represor Luis Muiña en una causa por delitos de lesa humanidad. Una de las primeras oradoras del acto, Taty Almeyda madre de la línea fundadora pidió que "Nunca más" haya privilegios para genocidas.

Con banderas de repudio al fallo e insignias partidarias, además de pañuelos blancos atados al cuello, los primeros asistentes comenzaban a agruparse en torno a la pirámide de Mayo, a la espera del inicio del acto.

Frente a la Casa Rosada se dispuso un escenario con sillas y telas negras, además de un cartel blanco con la inscripción "Señores jueces: Nunca Más. Ningún genocida suelto. 30.000 detenidos desaparecidos presentes".

Abuelas, Madres de Plaza de Mayo Línea fundadora, Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas, el Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT) y el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), entre una docena de organizaciones, fueron los artífices de la convocatoria, que comenzó a las 18 bajo la consigna "Señores jueces: nunca más".

Durante su discurso, Taty Almeyda, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, dijo: "El pueblo y los organismos de DDHH reunidos en esta histórica plaza decimos bien fuerte nunca más impunidad, nunca más torturadores, violadores y apropiadores de niños, nunca más privilegios para los criminales de lesa humanidad.

"No queremos convivir nunca más con los asesinos más sangrientos de nuestra historia. Nuestro pueblo no merece ser condenado al olvido", prosiguió.

En esa línea, Nora Cortiñas, dirigente de la misma agrupación, dijo: "Que quede claro, los delitos de lesa humanidad no son delitos comunes, la CIDH niega la posibilidad de aplicar beneficios como el 2x1 a estos crímenes atroces, tal como señalaron los jueces Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti que votaron en disidencia".

"Los genocidas siguen sin confesar el destino de nuestros hijos e hijas, todavía hay más de 300 hombres y mujeres que viven bajo una identidad falsa", detalló Cortiñas.

Las columnas se movilizan por Avenida de Mayo y diagonales Norte y Sur con rumbo al escenario montado en el centro de la Plaza, frente a la Casa Rosada, donde se esperan las palabras de diversos referentes de DDHH.

En diálogo con el canal C5N, Victoria Montenegro, nieta recuperada y dirigente política, afirmó: "Estamos muy emocionados, es un bálsamo al alma en estos días tan tristes, el pueblo se reencontró con su memoria".

Por su parte, Horacio Pietragalla, Secretario de DDHH de Santa Cruz, dijo: "Hay un sentimiento de satisfacción que la lucha de Abuelas y Madres se ve reflejada en este Plaza y en todas las plazas de país".

En este sentido también se manifestó Roberto Baradel, secretario general de SUTEBA, quien acusó al Gobierno de "negacionista" y dijo sentirse "profundamente orgulloso" de la movilización popular .

Además, entre los presentes están los diputados nacionales Pablo Kosiner (Bloque Justicialista), Victoria Donda (Libres del Sur), Héctor Recalde y Omar Plaini (FPV), Alicia Ciciliani (Socialismo) o Carla Pitiot (Frente Renovador); los dirigentes de la CGT Juan Carlos Schmid y Julio Piumato; el titular del PJ bonaerense, Fernando Espinoza y la intendente de La Matanza Verónica Magario; el ex gobernador de Santa Fe Hermes Binner; o los dirigentes de Izquierda Alejandro Bodart y Vilma Ripoll.

En paralelo al acto central, se realizan otros en diversas localidades del país, donde también organizaciones de derechos humanos, sociales, sindicales y políticas locales se pronuncian en rechazo al fallo de la Corte.

Vale recordar que a través de un cuestionado fallo de la Corte Suprema, tres de los cinco jueces que la componen, aprobaron una reducción de condena para el exagente paramilitar Luis Muiña -condenado a 13 años de prisión.

El martes fueron acusados de prevaricato los tres jueces que votaron el fallo (Elena Highton de Nolasco, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz) por considerar que se hizo de manera arbitraria y contrario a lo que dictan estándares internacionales en la materia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico