Obama anunció un plan para cerrar la prisión de Guantánamo

El mandatario aseguró que el centro de detención es "contraproducente" en la "lucha contra el terrorismo", explicó que su plan permitirá "ahorrar" dinero a los contribuyentes y pidió a los congresistas un diálogo "honesto" para tratar de cerrar la polémica cárcel.

En conferencia de prensa, el presidente Barack Obama presentó el proyecto de ley que enviará al Congreso para avanzar en el cierre definitivo de la prisión de Guantánamo.
"Es una estrategia para la seguridad nacional", comenzó explicando el mandatario y anticipó: "Vamos a seguir transfiriendo detenidos a otros países. Y eso potencialmente va a hacer que tengamos menos reos".
El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció el envío al congreso de su plan para cerrar "de una vez por todas" el centro de detención estadounidense en la Bahía de Guantánamo, Cuba.
"Quedó claro que el centro de detención de Guantánamo no avanza nuestra seguridad nacional, la socava", afirmó Obama y señaló que mantenerlo abierto socava además la posición de Estados Unidos "en el mundo".
En una comparecencia en la Casa Blanca, Obama aseguró que el centro de detención es "contraproducente" en la "lucha contra el terrorismo", explicó que su plan permitirá "ahorrar" dinero a los contribuyentes y pidió a los congresistas un diálogo "honesto" para tratar de cerrar la polémica cárcel.
El mandatario, acompañado por su vicepresidente Joe Biden, realizó así un nuevo intento por cerrar la polémica cárcel con un plan que involucra 13 potenciales centros de detención en los Estados Unidos para transferir a detenidos que aún permanecen en Cuba.
"Primero continuaremos transfiriendo a otros países de manera segura y responsable a 35 de 91 detenidos aprobados para transferencia", aseguró Obama y confió que pretende acelerar "revisiones periódicas de los detenidos restantes para determinar si su detención es necesaria".
"En tercer lugar -prosiguió el jefe de Estado- seguiremos usando herramientas legales para lidiar con otros detenidos que permanecen bajo ley de detención de guerra" y, por último, "vamos a trabajar con el congreso para encontrar una instalación segura en los Estados Unidos para mantener a los detenidos restantes".
Esto último, "será un desafío" debido a las restricciones que impuso el congreso para transferir a los detenidos al país, reconoció el mandatario quien prefirió no identificar por el momento cuáles serían las instalaciones involucradas en territorio norteamericano.
Por otro lado, en relación a los detenidos que no vayan a otros países, "vamos a celebrar la revisión periódica de los detenidos que sigan ahí integrado por todos los sectores del gobierno. Algunos de estos detenidos pueden ser trasladados a otros países.
Algunos de estos detenidos ya se encuentran en proceso de revisión", expresó el presidente norteamericano.
Por otra parte, Obama defendió el traslado de algunas decenas de presos a prisiones norteamericanas. "Podemos encausar a estas personas por terrorismo. Tenemos la capacidad de capturar terroristas, proteger a los ciudadanos y podemos enjuiciarlos y encarcelarlos en nuestros penales de máxima seguridad", señaló.
De acuerdo al proyecto enviado al Congreso y que requiere sí o sí la aprobación de la Cámara, el gobierno considera 13 localizaciones diferentes en territorio estadounidense para ubicar a esos presos, sin recomendar ninguna en particular.
Esas 13 localizaciones incluyen prisiones ya existentes en estados como Colorado o Carolina del Sur, así como la construcción de nuevas instalaciones en algunas bases militares del país.
Obama prometió cerrar la cárcel durante su primera campaña electoral en 2008.
Desde el principio de su mandato, esa promesa se topó con la oposición del Congreso, especialmente entre los republicanos, que rechazan la transferencia de los presos a cárceles dentro de Estados Unidos, por considerarlo ilegal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico