Obama criticó a republicanos que todavía respaldan a Donald Trump

Trump se despachó con una catarata de ataques desde Twitter contra los republicanos "desleales" que le retiraron su respaldo, diciendo que son "débiles", "más difíciles" que Clinton y que no saben ganar. "Yo les enseñaré", advirtió.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, arremetió contra los republicanos que siguen apoyando al candidato del partido a la Casa Blanca, Donald Trump, pese a criticarlo por sus declaraciones sexistas y lascivas en un video de 2005 que causó una gran controversia en el país.
"No pueden hacer las dos cosas. No pueden denunciar reiteradamente lo que dijo alguien y luego decir 'pero sigo apoyándolo para que sea la persona más poderosa del planeta'", dijo Obama durante un acto en Carolina del Norte en apoyo a la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton.
En un video, publicado el viernes pasado y que data de 2005, Trump se jactaba de la facilidad con la que podía mantener relaciones sexuales con mujeres por ser una "estrella" y hacía varias referencias groseras al cuerpo femenino y su forma de acosarlas, señalando que podía agarrarlas por sus partes íntimas.
Desde entonces se ha disculpado asegurando que se trató de una "conversación de vestuario" pero a partir de ese momento se abrió una fractura dentro del partido a menos de un mes de las elecciones, haciendo que muchos senadores, miembros de la cámara baja, gobernadores y figuras republicanos le retiraran el apoyo.
Otros, sin embargo, lo han criticado, pero no han retirado el apoyo, como el gobernador de New Jersey, Chris Christie.
"No tienes que ser esposo o padre para escuchar lo que escuchamos hace un par de días y decir que no está bien", dijo Obama.
"Sólo hay que ser un ser humano decente para decir que no está bien". "Y si te pone enfermo entonces hay que decir que (Trump) no es alguien a quien queremos ver representando a los Estados Unidos de América. ¡Puedes hacer algo al respecto, Carolina del Norte!", continuó, urgiendo a la multitud a votar por Clinton.
El martes, Trump se despachó con una catarata de ataques desde Twitter contra los republicanos "desleales" que le retiraron su respaldo, diciendo que son "débiles", "más difíciles" que Clinton y que no saben ganar. "Yo les enseñaré", advirtió.
Por su parte, por tercera vez en menos de una semana, la organización Wikileaks publicó ayer miles de emails de la cuenta del director de campaña de la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, lo que provocó una dura denuncia del oficialismo estadounidense contra Rusia y una negativa indignada de Moscú.
"Esta es definitivamente la primera campaña en la que participo en que me enfrento con agencias de inteligencia rusas (...) parece que están haciendo todo lo posible en nombre de nuestro rival", denunció, dejando de lado su tradicional diplomacia, el director de la campaña de Clinton, John Podesta, según la revista Time.
Podesta, un ex funcionario durante las presidencias de Bill Clinton y Barack Obama, informó que el FBI está investigando la filtración en su cuenta de emails e, incluso, fue más lejos y sugirió que la campaña del candidato republicano, Donald Trump, fue cómplice del presunto espionaje ruso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico