Obama cuestionó la "falta de cuidado" de Clinton en el caso de correos electrónicos

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, respaldó ayer a la precandidata demócrata a la presidencia Hillary Clinton, pero sostuvo que hubo "una falta de cuidado" en referencia a la filtración de correos electrónicos que debían ser confidenciales aunque, según el mandatario, "no puso en peligro" la seguridad del país.

"Clinton fue descuidada al haber enviado e-mails en parte confidenciales a través de su servidor privado", dijo Obama en una entrevista que emitió la cadena Fox News, pero "sigo creyendo que no puso en peligro la seguridad nacional", remarcó.
El mandatario estadounidense puso de relieve que la propia Clinton reconoció que tuvo "poco cuidado" al usar durante sus cuatros años al frente del Departamento una cuenta personal para asuntos de interés nacional, hechos que los medios estadounidenses revelaron a comienzos de 2015.
"Hubo una falta de cuidado en cuanto a la gestión de los correos electrónicos que ella ha reconocido, pero creo que es importante poner esto en perspectiva. Se trata de alguien que ha servido a su país durante cuatro años como secretaria de Estado y ha hecho un trabajo excepcional", defendió Obama, que hace dos años no le daba una entrevista a ese canal.
"Les garantizo que no hay ningún tipo de influencia política en ninguna investigación llevada a cabo por el Departamento de Justicia o el FBI, no sólo en este caso, sino en cualquier caso", señaló al ser consultado sobre la posibilidad de un trato de favor para Clinton por sus antiguos compañeros del gobierno.
"Garantizado. Punto final. Nadie es tratado de forma diferente cuando se trata del Departamento de Justicia. Porque nadie está por encima de la ley", aseguró el presidente.
Según la agencia de noticias EFE, la semana pasada, el Departamento de Estado de Estados Unidos suspendió sus planes de realizar una investigación interna sobre el servidor privado de Clinton y tomó la decisión de frenar la pesquisa interna tras recibir una notificación del FBI que recomendaba a la diplomacia que no abriera un procedimiento interno mientras el propio FBI lleva a cabo otra investigación paralela sobre los correos de la ex primera dama.
Durante las primarias para las elecciones presidenciales de noviembre, Clinton trató de liberarse de la controversia, pero la publicación mensual de cientos de páginas de sus correos electrónicos por parte del Departamento de Estado, que responde a la orden del juez federal Rudolph Contreras, impidió que la precandidata demócrata deje atrás la polémica, aunque su rival en la carrera, Bernie Sanders, se negó a atacarla por este tema.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico