Obesidad, la epidemia que merece una reflexión para proponer soluciones

La obesidad es el aumento de peso a expensas de grasa corporal. El valor normal de grasa en el hombre es alrededor del 20% y en la mujer del 25%. Es causa directa de enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión, dislipidemia, apnea del sueño, artritis, depresión y distintos tipos de cáncer, entre otras.


El sobrepeso y la obesidad en la población mundial se encuentran en franco aumento principalmente debido al consumo de alimentos ricos en grasa, sal y azúcares simples, y por el aumento del sedentarismo asociado a las formas de trabajo actuales y a los nuevos modos de movilidad y de una creciente vida urbana. Existen además otros factores predisponentes tales como el genético, ambiental, etc.
Actualmente existen en el mundo 1400 millones de personas con sobrepeso y 500 millones de personas con obesidad, según la International Obesity Task Force. En nuestro país se han hecho relevamientos mediante la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo y se observa un crecimiento de la obesidad en 8 años (2005 a 2013), de 14,6% a 20,8%.
La primera Encuesta Alimentaria de la Ciudad de Buenos Aires (2011) muestra presencia de 16% de obesidad en mujeres de la tercer década, prevalencia de sobrepeso en chicos de entre 5 a 12 años de 23,6% y la de obesidad de 18,8%.
A nivel legislativo, la Argentina ha hecho avances al promulgar la Ley de Obesidad en 2009, incorporándola al Plan Médico Obligatorio, otorgando cobertura para los tratamientos relacionados con esta enfermedad. En nuestro país, que es federal, cada provincia ha impulsado planes con distintos alcances. Es de destacar a la Provincia de Tucumán, la primera que ha tomado la iniciativa en crear un Programa Provincial de Prevención de Obesidad que actualmente atiende a 2200 pacientes.

PROGRAMAS Y TRATAMIENTOS
Los programas de lucha contra la obesidad deben incluir una evaluación nutricional para definir masa grasa, masa magra y estudios para definir el gasto calórico. Además existen tratamientos grupales que incluyen servicios de alimentación, nutrición y psiquiatría. También existe la cirugía bariátrica, en forma de tratamiento multidisciplinario, para abordar el tratamiento de aquellas obesidades que por su riesgo requieran de un enfoque basado en las más modernas técnicas en la especialidad.
Es por ello que la enfermedad requiere una reflexión profunda para proponer soluciones a esta epidemia que nos involucra a todos como individuos y como sociedad. Por nosotros y por las generaciones futuras debemos ser honestos, creativos y decididos para enfrentarla juntos.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico