Obesidad y sobrepeso: consecuencias sobre la salud y calidad de vida

La obesidad en el mundo es una pandemia. Y Argentina no está exenta. Según el mapa de obesidad de la Organización Mundial de la Salud, el país atraviesa un serio problema de sobrepeso.

Para la OMS, el 60% de los argentinos tiene sobrepeso y la prevalencia de obesidad pasó del 14,6% registrado en 2005, al 18% en 2009 y el 20,8% en 2013, lo que implica un aumento del 42,5%. Y los números siguen en aumento.

¿Cómo se detecta?
El índice de masa corporal (IMC) es un indicador simple de la relación entre el peso y la talla (altura) que se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos. Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2). Por ejemplo una persona que pesa 60 kg y mide 1,60 m de estatura tiene un IMC=23.4 (60/1.60 = 60/2.56= 23.4).

La distribución abdominal de la grasa se asocia a aumento del riesgo de enfermedades cardivasculares, diabetes e hipertensión arterial y se evalúa a través de la medición del perímetro de cintura. Se considera de riesgo un perímetro de cintura superior a 88 cm en la mujer y 102 cm en el varón.

¿Qué causa el sobrepeso y la obesidad?
La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad es una alteración del balance de energía entre las calorías consumidas y gastadas. En el mundo, se ha producido: un aumento en la ingesta de alimentos hipercalóricos que son ricos en grasa, sal y azúcares simples pero pobres en fibra, vitaminas, minerales y otros nutrientes, y paralelamente, una disminución de la actividad física como resultado de la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, de los nuevos modos de desplazamiento y de una creciente urbanización.

La obesidad es un importante factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades no transmisibles como: Enfermedades cardiovasculares (principalmente cardiopatía y accidente cerebrovascular); Diabetes Mellitus; Artrosis; Algunos tipos de cáncer (cuerpo del útero, mama y colon).
OBESIDAD INFANTIL
Pasan un promedio de 3 a 5 horas diarias frente a la tele o la compu, pero apenas dedican entre 2 y 4 horas semanales a hacer deportes o ejercicio físico. Así crecen los chicos hoy, y no es de extrañar que el sobrepeso y la obesidad infantil hayan tomado señales de epidemia.
Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición publicada en 2007, el 31,5% de los niños de 6 meses a 6 años tiene sobrepeso, y un 10,4% de ellos es obeso. "En las últimas dos décadas se triplicó la prevalencia de la obesidad infantil", señala el pediatra Mario Elmo, de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

La magnitud del problema es enorme dado que en la niñez se adquieren hábitos para toda la vida, e investigaciones recientes han demostrado que el proceso de la aterosclerosis y las alteraciones de los lípidos en sangre (colesterol y triglicéridos) comienzan en la infancia. A esto se suman la discriminación, las burlas, el aislamiento y la baja autoestima que pueden afectar el rendimiento escolar y la integración social.
CÓMO MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA
DE LOS CHICOS
Evitar las gaseosas y jugos industrializados, y las comidas a entre horas
Poner límites a la cantidad de tiempo que miran TV o están frente a la computadora

Darles una fruta o un sándwich casero para los recreos en lugar de dinero para el quiosco del colegio
En cuanto a la actividad física, "lo mínimo necesario en un niño es una hora diaria"

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico