Odebrecht no podrá ser oferente de obra pública en Argentina por un año

Odebrecht permanece envuelta en un escándalo por el pago de sobornos para desarrollar sus proyectos en Argentina y otros países de Latinoamérica, entre ellos el soterramiento del tren Sarmiento.

El gobierno nacional oficializó ayer su decisión de retirar por un año de la nómina de oferentes de obra pública a la constructora brasileña Odebrecht, involucrada en el pago de sobornos a cambio de licitaciones en varios países, entre otros delitos bajo investigación.
La decisión fue tomada por el Consejo del Registro Nacional de Constructores y Firmas Consultoras de Obras Públicas, que depende el Ministerio del Interior que conduce Rogelio Frigerio, por encontrarse la Constructora Norberto Odebrecht “prima facie en falta muy grave”, según evaluó el organismo especializado.
Según fuentes del Ministerio del Interior, las empresas que ejecutan obras con fondos públicos deben estar inscriptas en el Registro Nacional de Constructores y Firmas Constructoras de Obra Pública para poder operar y en el caso de Odebrecht esa autorización estaba vencida el 30 junio de 2016.
En atención a que Odebrecht tienen abiertos "varios procesos judiciales y administrativos" en Argentina y en el exterior que involucran a la empresa en "prácticas corruptas", el gobierno decidió suspender el proceso de tramitación de la firma por doce meses.
La resolución del Consejo menciona que "también en Brasil la empresa tiene causas judiciales con mayor grado de avance, sentencias condenatorias y reconocimiento de culpabilidad de los acusados, según surge del Informe de los auditores independientes sobre los estados contables consolidados que el propio constructor envió al Registro Nacional de Constructores para renovar su certificado".
La decisión del Consejo del Registro Nacional de Constructores y Firmas Consultoras de Obras Públicas fue firmada de manera unánime por el presidente, Guillermo Ferrea; el vicepresidente, Ricardo Delgado; los consejeros titulares Susana Martín, Eduardo Dos Santos, Gustavo Burgwardt; y el consejero suplente Víctor Entrala.
El Ministerio de Transporte ya había conformado el esquema del equipo de trabajo para auditar el contrato del soterramiento de la línea de ferrocarril ex Sarmiento para detectar posibles irregularidades y encauzar la obra, de la cual se apartó a la empresa brasileña Odebrecht, indicó una resolución publicada en el Boletín Oficial.

MAS ESCANDALO

La reestructuración se produce luego de que Odebrecht, envuelta en un escándalo por el pago de sobornos para desarrollar sus proyectos en Argentina y otros países de Latinoamérica, resolviera desprenderse de sus acciones dentro del consorcio del soterramiento del Sarmiento, ahora a cargo de la italiana Ghella, que pasará a tener el 70% de la operación.
La resolución estableció conformar un equipo de trabajo en el que participará además la Procuración del Tesoro de la Nación y la Sindicatura General de la Nación, según señala el artículo 1º de la norma.
Uno de los objetivos será el de "verificar la correcta aplicación de la normativa vigente al momento del procedimiento de selección, celebración del contrato y sus respectivas modificaciones y, en su caso, determinar los posibles desvíos que se detecten" y "la existencia de distorsiones en el precio de la obra y, en su caso, valoración de los posibles perjuicios fiscales".
La resolución señaló que el equipo de trabajo operará "en el marco de las competencias asignadas y podrá requerir la colaboración de todas las entidades del sector público a fin de obtener los datos, documentos, antecedentes e informes relacionados con la obra Proyecto de Ingeniería, Proyecto Ejecutivo y Ejecución de Obra Soterramiento del Corredor Ferroviario de la Línea Sarmiento".
La constructora brasileña reconoció haber pagado coimas por 35 millones de dólares en la Argentina entre los años 2007 a 2014.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico