Ofrecía un televisor y terminó preso

Un individuo que reside en Kilómetro 14 quiso vender un televisor que sería robado, discutió con el supuesto comprador y se trenzó en una pelea porque además intentó robarle un teléfono celular. A pesar de que le provocó cortes en el cuero cabelludo, fue desarmado y luego entregado a la policía. El individuo ayer fue imputado y luego recuperó la libertad.

El confuso incidente se produjo a las 13 del lunes sobre la calle Colonos Romanos al 700 de Kilómetro 14. En ese domicilio apareció el sospechoso identificado por la policía como José Luis Gallardo, de 21 años. Se presentó con un televisor que habría intentado vender a la víctima que conocía del mismo barrio.

Primero se generó una discusión donde los hombres no se habrían puesto de acuerdo para concretar el negocio, y luego pasaron a los golpes de puño. Entonces, Gallardo extrajo un cuchillo y cortó en la zona de la cabeza al dueño de casa para lastimarlo en el cuero cabelludo, según la denuncia.

A pesar de ello, el hombre redujo al agresor con la ayuda de algunos vecinos y alertó a la policía para entregarlo golpeado. Además, lo denunció de haber querido robarle el teléfono celular, precisaron fuentes oficiales a este diario.

Durante la jornada de ayer Gallardo fue sometido a la audiencia de control de detención y formalización de la investigación. La justicia lo imputó por el delito de robo agravado por el uso de arma blanca, y después fue dejado en libertad.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico