Olga Cañupan: "ganaron los delincuentes y la corrupción"

La madre de Néstor Vázquez cuestionó a la Justicia luego del fallo que absolvió a Vera, Baeza y Henríquez, los tres imputados por el crimen de Vázquez. "La Justicia está del lado de los asesinos y delincuentes" sostuvo.

En forma unánime los jueces integrantes del tribunal Gladys Olavarría, Miguel Caviglia y Martín Cosmaro resolvieron la absolución de Claudio Vera, Miguel Baeza y Misael Henríquez, los tres imputados por el crimen de Néstor Vázquez, ocurrido el 17 de marzo de 2014.

En diálogo con El Patagónico, la madre de Vázquez, Olga Cañupan describió sus primeras sensaciones luego de conocer la decisión de Justicia y aseguró que "ganó la corrupción, ganaron los delincuentes. El fallo de los jueces "fue una vergüenza", apuntó.

La madre de Vázquez expresó qué desde un primer creyó en la Justicia pero "ahora creo que no existe. Está del lado de los asesinos y delincuentes".

Tras conocer el falló Olga adelantó: "voy a apelar, voy a seguir en las instancias que me quedan".

Cañupan también fue contundente al referirse al rol del fiscal general Adrián Cabral, quien luego de conocida la detención de Brenda Vargas, que debía prestar declaración en el caso, el fiscal retiró la acusación contra los tres imputados.

"Brenda Vargas manejó a los jueces, fiscales, imputados, a la Justicia. Ella debería haber estado imputada desde un primer momento, pero (Adrián) Cabral nunca lo hizo, él tuvo la culpa de todo esto, no pudo manejar una causa" manifestó la madre de Vázquez.

La mujer consideró que el homicidio de su hijo "estuvo todo armado políticamente y hoy quedó acreditado que fue una interna sindical".

EL HOMICIDIO

Hace tres años que la familia de Vázquez exige justicia y advertía que Néstor fue víctima de una interna sindical.

El martes 18 de marzo de 2014 Néstor Vázquez, de 22 años, subdelegado de la UOCRA, apareció sin vida en la cancha del Club Roca. Su cuerpo estaba con dos tiros, uno en la cabeza y otro el pecho.

Su familia desde entonces denuncia que la muerte fue parte de una escalada de violencia en la interna sindical que se desató entre Luis Gortari y Raúl "Conejo" Silva, actual secretario general de UOCRA.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico