Olima pidió "que no sea una noticia más, que se pueda hacer algo"

Omar Olima fue gravemente herido por seis perros en barrio Laprida. Después de estar varios días internado hoy se recupera en su hogar. Pide "que esta no sea una noticia más" y advirtió "hay muchos chicos que caminan por ahí".

El lunes por la mañana Omar Rolando Olima (50) caminaba por el camino La Cruz del barrio Laprida, donde cruza un oleducto perteneciente a la empresa Petrolera Patagonia, y fue atacado por una jauría. Los animales lo tiraron al suelo y lo mordieron gravemente en distintas partes del cuerpo. Le desgarraron parte de la pierna derecha y del brazo izquierdo.

Olima fue internado e intervenido quirúrgicamente en el Hospital Regional y desde hoy continúa su recuperación en su casa.

Este mediodía, Olima recordó - en diálogo con Radio Del Mar - cómo fue el momento del ataque y agradeció a los operarios petroleros que lo ayudaron en el momento del ataque.

"Gracias a Dios estoy mejorando, ayer por la tarde me dieron alta para seguir el tratamiento en casa, viendo cómo evolucionan las heridas porque son grandes" dijo el hombre y mencionó que lo que vivió "fue feísimo, nunca me imaginé llegar a esta situación", precisó.

"Quiero dar un agradecimiento eterno a esa gente petrolera que me salvó la vida, también la policía, ambulancia, a todo el personal del Hospital Regional, con una calidez humana terrible" sostuvo el hombre.

EL ATAQUE

"Vi que parecieron dos perros grandes, le resté importancia, después sobre un barranco aparecieron dos chicos y dos grandes más. Me hicieron retroceder y la única arma que tenía era gritarles, hacerle ademanes, cuando me agarraron las zapatillas me mordieron, tirándome al piso", describió.

Un grupo de trabajadores petroleros se encontró con la situación, corrió a los animales con elementos contundentes y socorrió a la víctima.

Omar pidió a las autoridades que "esto no sea una noticia más, sino que se pueda hacer algo, no porque fui yo, es porque veo muchos chicos que caminan por ahí" porque "es una jauría que ya tiene hambre, animal que ya mordió y olió sangre humana no sé si ese perro vuelve a la normalidad", apuntó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico