Olla popular en pedido de emergencia social y alimentaria

Merenderos de la zona norte de Comodoro Rivadavia realizaron este mediodía una olla popular como adhesión a una campaña nacional exigiendo respuestas alimentarias a las crecientes necesidades que emergen en los barrios carenciados de todo el país. Asimismo, exigieron la instalación de servicios básicos en asentamientos.

El Movimiento de Trabajadores Excluidos cuenta con dos merenderos ubicados en el asentamiento COMIPA en el barrio Próspero Palazzo. Hoy voluntarios y asistentes de los merenderos "Nueva Esperanza" se reunieron alrededor de una olla popular en adhesión a una jornada nacional de protesta exigiendo que se declare la "emergencia social y alimentaria".

Una de las banderas que se desplegó en la avenida Nahuel Huapi donde se realizó la actividad pedía la implementación del decreto 358/2017 que establecía la creación de un registro nacional de barrios populares, entendiéndose de este modo a aquellos barrios populares que se encuentren integrados con un mínimo de ocho familias agrupadas o contiguas, en donde más de la mitad de la población no cuente con título de propiedad del suelo ni con acceso regular a al menos dos de los servicios básicos (red de agua corriente, red de energía eléctrica con medidor domiciliario y/o red cloacal).

Además, exigía el armado de una Mesa Nacional de Coordinación para Barrios Populares en el ámbito de la jefatura de Gabinete de la Nación que se ocupe de promover estrategias de gestión del suelo, infraestructura básica, servicios, espacio público y equipamiento comunitario destinados al mejoramiento integral de los barrios populares. Coordinar políticas, normas y procedimientos relacionados con la creación de lotes con servicios y nuevas urbanizaciones.

En este sentido, Carolina una representante del movimiento comentó que en el día de hoy se informó a los vecinos que "por un relevamiento por Anses se le dio una constancia a cada persona que vive en asentamiento donde está su número de lote y manzana, eso sirve a modo de certificado de vivienda por el cual los vecinos se van a reunir para pedirle a la Sociedad Cooperativa Popular Limitada que al estar reconocida la zona como barrio se les entregue el servicios de luz y medidor. Lo mismo con el servicio de gas".

Los merenderos en un barrio donde no hay servicios y la mayoría de los jefes de familia trabajan, se trasformaron en un centro de contención al que asisten de forma diaria alrededor de 60 chicos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico