Omar Kovacevich logró otra corona para los chubutenses

Finalmente llegó la confirmación oficial y el piloto chubutense sumó su segundo título. Ahora, el de Esquel sueña con estar este año en un Maxi Rally: "Uno quiere nuevos desafíos", aseguró.

La temporada 2015 de la Clase RC2N sin dudas será recordada como una de las más vibrantes y peleadas de la historia del Rally Argentino DirecTV. Una definición que tuvo polémica hasta el final y confirmación hace pocos días, cuando los comisarios deportivos de la CDA del Automóvil Club Argentino (ACA), actuantes en el Gran Premio de Villa Carlos Paz, resolvieron desestimar la denuncia realizada por parte del piloto Tomás García Hamilton y de esa forma Omar Kovacevich se quedó con el campeonato (superó por apenas un punto a su rival).
El "Kova" sumó así su segundo título en esta divisional (en 2013 se consagró cuando se denominaba Clase 3) y le entregó una nueva corona a Chubut, su provincia. "Estaba esperando la respuesta y la confirmación oficial. Interiormente sabíamos lo que habíamos hecho, pero con esta noticia es como que recién ahora se cierra el 2015. La verdad que por ahí duele el no haber podido disfrutar en su momento del logro. La gente que nos sigue quería festejar, pero nosotros no porque la clasificación había quedado en suspenso. Molesta tal vez por el laburo y el esfuerzo que todos hacen durante el año", comentó el oriundo de Esquel.
Con el Mitsubishi Lancer Evo IX del Schroeder Competición fue el piloto que más pruebas especiales obtuvo (con 41 en total) y ganó cinco competencias en 2015 (San Luis, Cutral Co, Misiones, la Vuelta de la Manzana y El Calafate). "Fue un año muy particular en lo personal. Tuvimos muchos altibajos, especialmente tras la pérdida de un amigo (Pablo Sciángula, su navegante), con quien teníamos un gran proyecto en común. En lo deportivo, se dieron fechas muy peleadas con Tomy (García Hamilton), carreras que podían ser para cualquiera. Tan luchado todo que el Gran Premio fue un mano a mano, en el que debimos hacer cuentas hasta el último tramo. Sin dudas fue diferente al campeonato del 2013 porque esa vez una carrera antes ya éramos campeones. Ahora tuvimos que estar con la calculadora en la mano hasta el final", explicó.
"Cuando nos trazamos con Pablo los objetivos, lo único que queríamos era ir por el campeonato. Fuimos de a poco dando buenos pasos con el equipo y lo cumplimos. Y realmente no sentí que en algún momento se me escapaba. Nunca me entrego. Soy un luchador y peleo siempre hasta el final con todo lo que tengo. Es difícil que me entregue, salvo que los números ya no me den", admitió quien en las últimas fechas contó con la compañía de su sobrino Jorge en la butaca derecha.
Respecto a las claves para esta nueva conquista, detalló: "Poner siempre los pies en la tierra y pensar bien cada cosa. No pensar en ganar carreras sino en el campeonato, siendo lo más frío posible en cada cita. Además, fue fundamental el conjunto de quienes nos rodean y encarar todo con buena onda. Y por supuesto contar con el factor suerte que siempre se necesita en estos casos. Fuimos muy parejos. En cada carrera nos afianzamos más. A mí me gusta mucho ver a los grandes referentes como (Federico) Villagra o (Marcos) Ligato, analizar cómo trabajan y tratar de aprender de eso".
Con el inicio del torneo 2016 cada vez más cerca (la primera fecha será del 26 al 28 de febrero con el Rally de Córdoba), Kovacevich se ilusiona con ir por más en el Argentino: "Uno quiere nuevos desafíos, ir un escalón más arriba. Pero eso dependerá del presupuesto que consiga y de muchos otros factores. Ahora hay que seguir trabajando para estar en algo más grande, como por ejemplo un Maxi Rally. Sería un lindo desafío", afirmó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico