Operadoras pagarán el aumento salarial, pero sigue el conflicto con CEOPE

Los sindicatos y las empresas del sector firmaron el compromiso, salvo las de operaciones especiales que no asistieron desde que decidieron levantarse de la mesa el jueves. Al mismo tiempo, avanza una discusión denominada "redimensionamiento de la industria".

Los trabajadores petroleros cobrarán el aumento del 18%, en el transcurso de los primeros cuatro días hábiles de agosto, tal como estaba firmado en la paritaria. Se trata de un acuerdo que hasta ahora es solamente ratificado por las operadoras y no por las empresas de servicios que aún niegan hacer los pagos sin antes discutir la productividad.
El acuerdo fue firmado por la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) y los sindicatos de Chubut, Santa Cruz, Neuquén, jerárquicos de la Patagonia Austral, los jerárquicos de Cuyo y la Federación. La Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE) no envió representantes.
La resolución dice: "la autoridad de aplicación -el Ministerio de Trabajo- exhorta a la parte empresaria a abonar los salarios del mes de julio de 2016 con el porcentaje de aumento (18%)". Y el área de Jorge Triaca también estableció que las empresas y sindicatos tienen que asistir a las siguientes convocatorias a la Comisión Técnica.
El incremento salarial cerrado en la paritaria es del 30%, pagadero en tres cuotas. El primer tramo de 18% -con el sueldo de julio, antes del 4 de agosto-, un 5% con el sueldo de noviembre y el restante 7% para enero. Incluye, además, un bono de 20 mil pesos en dos cuotas. La CEOPE todavía amenaza con no pagarlo.
"Si no está depositado el sueldo con aumento al cuarto día hábil, hay conflicto el quinto día hábil", dijo el portavoz de Petroleros Privados Chubut, Carlos Gómez, quien también es diputado provincial, en una comunicación con El Patagónico. Además, reiteró que el acuerdo solamente es con la CEPH, mientras que CEOPE se levantó de la mesa.
"El acuerdo con la CEOPE sigue siendo complicado porque se retiraron de la discusión. Hemos sido claros: en las empresas que se pague el aumento, se trabajará; en las que no, no", advirtió el dirigente petrolero en diálogo con este diario. "Ha sido una suerte de amenazas y presiones con las cuales intentaron correr a los trabajadores", subrayó.

SAN ANTONIO
Para destrabar otro conflicto, el Ministerio de Trabajo de la Nación presentó una resolución el jueves a última hora para que San Antonio Internacional retroceda con cualquier intento de suspensión de personal en Chubut y Santa Cruz. A su vez, la CEOPE quedó advertida en ese momento que no puede desconocer el acuerdo salarial.
Un tema que abordan por estos días, y que la CEOPE desistió porque no podía imponer su postura, es el de la mejora en la productividad. Esta Comisión Técnica incluye el debate por una jornada laboral de ocho horas en los yacimientos, pero los petroleros desconfían por una flexibilización encubierta.
Al respecto de la Comisión Técnica, la denominan como un redimensionamiento de la industria petrolera ante la crisis. Ahí hablarán de la situación de los "jubilables", el traspaso de personal a distintos servicios y la simultaneidad de tareas para reducir la mano de obra ociosa; además, el ausentismo, el trabajo con viento y los desmontajes nocturnos.
Otro asunto es la espera de personal para trabajar. "Los equipos de torre o las cuadrillas de producción o mantenimiento deberán continuar operando aun cuando faltase algún integrante del turno", señala la propuesta plasmada en el acta. En los próximos días sigue la discusión, con la esperanza de reincorporar a la CEOPE.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico