Operadores virtuales se incorporarán a la oferta de telefonía de manera gradual

Telecentro, iPlan, cooperativas telefónicas, y hasta firmas de electrodomésticos como Frávega son algunos de los nombres que planean convertirse en Operador Móvil Virtual, es decir que ofrecerán servicio de telefonía e internet móvil sobre las redes de las tres empresas tradicionales de telefonía móvil: Personal, Claro y Movistar.

El reglamento del Operador Móvil Virtual (OMV), que fue aprobado la semana pasada por el Ministerio de Comunicaciones, era "largamente esperado" por el sector y permitirá la aparición de nuevos jugadores en el mercado de manera gradual, de acuerdo con la visión de distintos analistas del sector de telecomunicaciones.
Telecentro, iPlan, cooperativas telefónicas, y hasta firmas de electrodomésticos como Frávega son algunos de los nombres que planean convertirse en OMVs, es decir que ofrecerán servicio de telefonía e internet móvil sobre las redes de las empresas tradicionales de telefonía móvil (Personal, Claro y Movistar).
Esto podrá ser posible luego que el Ministerio de Comunicaciones aprobara la semana pasada el reglamento de OMV, que regula la relación entre estos nuevos jugadores con las empresas tradicionales.
"El reglamento es adecuado", evaluó el profesor universitario e investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Martín Becerra, quien afirmó que la decisión de la cartera de Comunicaciones "es uno de los reclamos de los operadores chicos y medianos".
"Es la primera decisión de este gobierno que no beneficia a los grandes actores del mercado", agregó para acotar que el reglamento "podría haber incluido un cuadro tarifario" para el precio que los operadores móviles virtuales pagarán a los operadores de red; pero en cambio establece que "si existiera un abuso -en la relación entre privados- intervendría el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom)".
En tanto, el consultor Enrique Carrier señaló: "la renovación del reglamento de OMV es una buena noticia, aunque hay que ser mesurado en cuanto a las expectativas" y que la incorporación de los OMVs al ecosistema nacional "puede mejorar el grado de competencia de una industria oligopólica en su naturaleza".
"La habilitación de los OMV era largamente esperada, principalmente por las empresas con redes fijas que ahora podrán complementar sus servicios, como las cooperativas y pymes de telecomunicaciones y las operadoras de cable", dijo a Télam el politólogo e investigador de la Universidad de Buenos Aires, Gustavo Fontanals.
Agregó: "convertirse en OMV es la única forma en que pueden ingresar al negocio móvil, porque el tendido de una red propia queda fuera de su alcance".

REGLAMENTO

El reglamento, según el ingeniero y consultor Emanuell Jaffrot "obliga a los operadores de red (OMR) a priori invertir en una infraestructura" para poder integrar al OMV a su red.
Se trata de una plataforma denominada MVNE por sus sigla en inglés, que podría ser compartida entre las tres empresas de comunicaciones móviles (Claro, Movistar y Personal).
Desde los potenciales OMVs es probable que aparezcan diferentes modelos, pues algunos optarán por implementar un servicio básico y ser revendedores del servicio que hoy ofrecen las empresas de móviles lo que implica baja inversión pero también menores ganancias.
Otros planean ofrecer el servicio móvil pero con la inversión necesaria para no compartir la base de datos de sus clientes con la operadora de red; lo que significa más inversión pero mayores ganancias.
La bienvenida del reglamento no es general y algunas voces lo consideraron "inoportuno".
La semana pasada, el director de comunicaciones de Nokia para América Latina, Fernando Carvalho, marcó que a nivel global hay una "tendencia a la concentración".
Al compartir la visión de la empresa -una de las tres principales empresas globales proveedoras de tecnología e infraestructura para las operadoras-, Carvalho dijo que hay "concentración de la industria" y una "fuerte transformación" en el sector.
"Hay una ola de fusiones entre operadores para poder invertir", afirmó en línea con algunas voces del mercado argentino para quienes este reglamento es una muestra más del cambio en las reglas de juego, que puede llevar a una modificación de los planes de inversión comprometidos.
No obstante, un sector del mercado sostiene que el reglamento acentúa la asimetría regulatoria entre las telefónicas y las cableras, porque las últimas podrán sumar el móvil a su oferta de servicios.
Al respecto Becerra, señaló en diálogo con Télam que en este mercado de móviles "hasta Cablevisión está en condiciones similares a las pequeñas y medianas empresas, aún cuando es propietaria de Nextel, porque esa empresa tiene menos del 2% de las líneas en uso".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico