Organizaciones defensoras de animales bloquearon carrera de galgos en Río Negro

A pesar de no existir todavía una ley Nacional, son varios los municipios del país que ya se pronunciaron en contra de ese tipo de abusos, mediante ordenanzas municipales que prohíben las carreras de perros, cualquiera sea su raza.

Las denuncias y pruebas aportadas por organizaciones defensoras de animales obligaron a las autoridades a decidir la suspensión de una carrera de galgos, prevista para mañana en la localidad rionegrina de Ingeniero Jacobacci.
La medida fue adoptada por el intendente de Jacobacci, Carlos Toro, luego de que por las redes sociales se difundieran imágenes de un perro galgo hallado muerto, aparentemente por ahorcamiento, en las inmediaciones del Basurero Municipal, a pocos días de la realización de una carrera que contaba con la habilitación de la comuna.
Las denuncias fueron realizadas, entre otros, por la presidenta de Proyecto Galgos Argentinos, Inés Sánchez, una de las principales impulsoras del proyecto de Ley que prohíbe las carreras de galgos en todo el país y que ya cuenta con sanción del Senado y actualmente está siendo analizado en varias comisiones de la cámara baja.
En su respuesta a las denuncias, el intendente Toro dijo que había permitido la carrera "porque no hay ninguna norma nacional ni provincial que las prohíba" pero dijo que personalmente estaba en contra de ese tipo de eventos, según reseño el portal Línea Sur de ingeniero Jacobacci.
El proyecto, que desde julio pasado cuenta con sanción del Senado y que prohíbe las carreras de perros fue presentado precisamente por la senadora nacional rionegrina por el ARI-Coalición Cívica, María Magdalena Odarda.
La iniciativa establece la prohibición de las carreras de perros en todo el país y castiga con prisión de 1 a 4 años y multas de hasta 80.000 pesos a quien "organice, participe o promueva" esas competencias.
"Los perros galgos se han convertido en el símbolo de la impune tortura de animales y de la grave indiferencia de los distintos gobiernos respecto de las leyes de protección animal", expresó Obarda en los fundamentos del proyecto.
"En repetidas ocasiones perros galgo son encontrados severamente golpeados, quemados vivos, rociados con ácido, tirados en pozos, atados en cuevas y abandonados, una vez que no son útiles para la competencia o la caza".
A pesar de no existir todavía una ley Nacional, son varios los municipios del país que ya se pronunciaron en contra de ese tipo de abusos, mediante ordenanzas municipales que prohíben las carreras de perros, cualquiera sea su raza.
Las carreras ilegales de perros se realizan por dinero y en su mayoría tienen como escenario los territorios de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, donde ese tipo de competencias están expresamente prohibidas.

ANIMALES MALTRATADOS

Lucas Drugeri, médico veterinario y miembro de Proyecto Galgo Argentina, dijo a Télam que "el de Jacobacci es un caso testigo pero se replica a lo largo de todo el país, donde hay canódromos en muchos lugares".
"Siempre que hay carrera de perros hay aprietes porque hay apuestas ilegales. Nosotros pedimos la prohibición y no la reglamentación", aclaró el veterinario, quien aseguró además que "muchas veces los animales son drogados y maltratados para hacerlos correr más rápido".
"En consultorio tenemos casos de animales que fueron descartados por perder carreras y por no llegar al estatus que los pone en óptimas condiciones para correr. El galgero tiene la idea de tener el perro más veloz para ganar la carrera y así ganar plata. Si el animal no gana carrera se los descarta", apuntó.
"Allí se incurre en un caso de explotación y maltrato animal, por eso regularlo no es la idea sino directamente prohibir la carreras", afirmó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico