Oritia González: "sólo tengo una gran emoción por el oro merecido"

La judoca comodorense de 28 años entrena con Paula Pareto hace casi una década, y estuvo en Río acompañando la consagración histórica por ser la primera mujer argentina en obtener una medalla de oro en un Juego Olímpico. También estuvo en Londres 2012, y destacó que la 'Peque' es una persona perseverante y luchadora en todo sentido. "Cuando se propone algo no para hasta conseguirlo", señaló.

La gloria y las fotos con la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río del sábado fueron para Paula Pareto, pero a la par y en todo momento estuvo la comodorense Oritia González quien fue invitada especialmente por la "Peque" para que esté presente en Brasil, luego de compartir miles de entrenamientos.
La judoca nacida en San Fernando, en la provincia de Buenos Aires, no sólo inauguró el medallero para la Argentina, sino que se convirtió en la primera mujer argentina en conseguir la presea de oro en toda la historia al superar en la final a la coreana Bo-kyeong Jeong.
La comodorense Oritia González se fue a los 15 años a vivir a Buenos Aires, dos años después comenzó a entrenar con Pareto. Ya regresó al país luego de la consagración de Pareto, y habló ayer en exclusiva con El Patagónico para contar cómo vivió la etapa previa a la competencia, el momento de la definición y el significado que tiene ser la compañera de entrenamiento de la campeona olímpica.
"El oro es algo muy histórico para el judo argentino y que Paula sea la primera atleta mujer en lograrlo, la verdad que no tengo palabras para describir lo grande que es", comenta Oritia González desde Buenos Aires a El Patagónico, donde hoy comenzará a rendir los parciales del profesorado de educación física y tendrá una agenda cargada hasta el 19 de agosto.
La judoca comodorense viene entrenando con Pareto desde hace casi una década y compartió infinidad de momentos, y sabe mejor que nadie del esfuerzo diario para obtener esta medalla. "A Paula la defino como una persona perseverante y luchadora y hasta no conseguir lo que se propone no para. Que ella me haya dicho y elegido de acompañarla a Río me pareció buenísima la idea, la vengo apoyando y entrenando previo a los Juegos del 2008, y también la acompañé a Londres y ahora Río", apuntó González.
Paula Pareto logró la medalla de bronce en Pekín 2008 y en los Juegos Olímpicos de Londres en el 2012 finalizó quinta. Oritia sabe muy bien sobre esos procesos, y acota que "en Londres no llegó como tenía que llegar, le faltó un poco más, y por eso se entrenó diferente, con todo, y en Río tenía que dar el batacazo mortal, y bueno luego de tanto esfuerzo así se dio como lo esperábamos", subrayó la judoca comodorense de 28 años que dos días después comienza a analizar en frío todo lo vivido. "Hoy sólo tengo una gran emoción por el oro merecido", graficó.
Los entrenamientos y competencias que disfrutaron juntas sirvieron para el aprendizaje de ambas. Junto al Seleccionado Femenino viajaron en junio pasado a la cuna del judo para participar de un entrenamiento internacional en Tokio. Oritia González reconoce que debió modificar su manera de competir, pero todo sirvió para sumar su granito de arena. "Tuve que cambiar un poco mi estilo de judo y lucharle en los entrenamientos a la manera de sus rivales. Se me complicaba un poquito pero nada era imposible", afirma entre risas la comodorense. Respecto a esas prácticas subrayó: "era sólo practicar las técnica mañana y tarde hasta que se le automatice mentalmente qué era lo que podía hacer a su rival de turno", admitió.
Sobre el momento de la definición, cuando estaba en juego la medalla de oro, Oritia recordó cómo lo vivió ella desde la tribuna, lugar elegido para alentar a su compañera y amiga. "En el momento de la definición sentí mucha alegría y llanto. Cuando ella (por Paula) termina su entrada en calor conmigo, a ella la llaman 15 minutos antes y ahí me voy para ir a la tribuna así veo mejor todo y también puedo gritar", aseguró la judoca comodorense que comenzó a practicar en el gimnasio municipal 1, y estudia actualmente el profesorado de educación física.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico