Oritia González y Gimena Laffeuillade entrenaron con la Selección en Japón

El Seleccionado Femenino viajó a la cuna del Judo para participar de un entrenamiento internacional en Tokio.

Las judocas comodorenses Oritia González y Gimena Laffeuillade, quienes cuentan con el apoyo de Comodoro Deportes, integraron la selección argentina que participó en un ciclo de entrenamiento internacional en las universidades de Budo y Teikyo, ubicadas en la capital de Japón, Tokio.
Además de González y Laffeuillade, el equipo nacional estuvo conformado por Paula Pareto, quien se unió al resto de sus compañeras tras su paso por el World Masters de Guadalajara, Abi Cardozo, Lucía Cantero, Keisy Perafan, Sol Cellerino, Ayelén Elizeche, Camila Marcellet, Anahí Galeano y Salomé Avill, integrante del Equipo Buenos Aires 2018. La delegación estuvo a cargo de las técnicas Laura Martinel y Daniel Krukower,
En la última actualización que dio a conocer la Federación Internacional de Judo, Oritia González ocupa el 45º lugar en el ránking mundial de la categoría -52 kg y el 49º en la clasificación olímpica, mientras que Gimena Laffeuillade se encuentra en el 71º escalafón tanto del Ranking Mundial como en la Clasificación Olímpica en la categoría -57 kg.
El judo es un arte marcial de origen japonés. Fue creado por el Profesor Jigoro Kano (1860-1938), quien dedicó su vida a promoverlo. En 1882 funda el Instituto de Judo Kodokan en Tokio y que aún hoy es la autoridad internacional del arte. La presencia oficial de la disciplina en los Juegos Olímpicos fue recién en 1964 en Tokio, como un deporte solo para artistas marciales de género masculino. La disciplina continuó siendo exclusiva para hombres hasta los Juegos Olímpicos de Seúl en 1988, donde se incluyó la categoría femenina como demostración, y pasó a formar parte oficial en los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992.

SOBRE EL JUDO COMPETITIVO
En el judo competitivo se pueden marcar tres clases de puntos: El primero de ellos es el Ippon, es decir, punto completo y gana el combate: Cuando se proyecta al contrario, se obtiene un Ippon si se consigue derribarlo haciendo que caiga sobre su espalda. Por su parte, el waza-ari equivale a medio punto. Dos waza-ari equivalen a un ippon. Se puntúa waza-ari la proyección del adversario sin que llegue a caer completamente de espaldas. Finalmente, el yuko es el punto menor que el waza-ari, equivale a 1/4 de punto y se obtiene al arrojar al oponente al suelo y este cae de lado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico