Orsanic se siente feliz por poder contar con Del Potro y Mónaco

"La convivencia es buena, me pone muy contento que sea así y acá lo más importante es el equipo, enfocado en el mismo objetivo que es ganarle a Italia", expresó.

Daniel Orsanic, el capitán del equipo de Copa Davis de Argentina, que se apresta para enfrentar a Italia este fin de semana en Pesaro, admitió que es un orgullo estar en una misma cancha con tenistas como Juan Martín Del Potro y Juan Mónaco, quienes ayer se juntaron en busca de un objetivo luego de haber estado distanciados casi cuatro años.
"Es un orgullo estar en la cancha con jugadores como Del Potro y Mónaco. La convivencia es buena, me pone muy contento que así sea y acá lo más importante es el equipo, enfocado en el mismo objetivo que es ganarle a Italia", explicó el capitán argentino, de 48 años, en diálogo con Télam en el Circolo Tennis Baratoff.
Para los argentinos, la imagen que sobresalió en la agobiante jornada en Pesaro, con una temperatura que alcanzó los 37 grados en pleno verano europeo, fue la de los dos tandilenses peloteando e intercambiando algunas frases esporádicas, luego de haber estado distanciados desde setiembre de 2012.
Orsanic, un capitán de muy bajo perfil, no pudo evitar referirse al tema de la relación entre ambos, aunque prefirió no adjudicarse el mérito de haberlos reunido detrás de un objetivo común, que es llevar a la Argentina hasta las semifinales del Grupo Mundial 2016 de la Copa Davis.
"Se trató de simplificar la situación y de apelar al sentido común para acomodar las cosas. Nada más, solo eso", expresó "Orsa", ex doblista en el circuito y en la Davis, siempre en su tono cordial y amable, en una zona alejada de la cancha central, donde atendió a la prensa para evitar el calor por momentos insoportable.
Los desencuentros entre "Delpo" y "Pico" tuvieron origen en 2012, en épocas en que Martín Jaite era el capitán, y se acentuaron en la primera nominación de Orsanic, antes de la serie que Argentina le ganó a Brasil por 3-2 en Tecnópolis en marzo del año pasado, por la ronda inicial del Grupo Mundial.
En esa ocasión, Orsanic debutaba como capitán sin Del Potro, quien se reponía de la segunda de sus tres operaciones en la muñeca izquierda, y no citó a Mónaco, que había mostrado buen nivel en polvo de ladrillo con su acceso a la final del ATP de Buenos Aires que perdió con el super campeón español Rafael Nadal.
En el mundillo del tenis se comentó que "Pico" acusó a Del Potro de haber sido el responsable de esa no convocatoria, algo que nunca se aclaró y con el correr del tiempo se transformó en una sentencia.
"Se generó mucho desde afuera cuando no llamé a 'Pico' contra Brasil, se habló bastante, pero tengo la conciencia tranquila porque nunca me aparté de mis convicciones y siempre convoqué a los tenistas que consideré los más adecuados para cada serie", aclaró Orsanic, sobre una situación que en su momento generó descontento.
El capitán, siempre calmo, fue firme en cada frase y no eludió el tema del día en la práctica argentina, que se desdobló en dos turnos, con una rutina para Federico Delbonis, el número uno del equipo desde su puesto 40 del ránking mundial, otra para Guido Pella (51) y una en común para Mónaco (94) y Del Potro (139).
"A Mónaco me hubiera gustado tenerlo antes en el equipo, pero no pude por una lesión, está en buen nivel. Del Potro se encuentra en la búsqueda de la adaptación a la superficie y tiene muchas ganas de llegar bien a la serie", explicó el capitán de la ilusión argentina en la Davis.

SIN DEFINICION EN LOS SINGLES Y EL DOBLES
Orsanic indicó que si bien tiene una estrategia para enfrentar a Italia, aún no decidió quienes afrontarán los singles del viernes y el dobles del sábado, debido a que dependerá mucho de las prácticas que restan en la semana y del aspecto físico, ya que los partidos serán al mediodía de Italia y el calor se sentirá, casi como un rival extra.
"No decidí quiénes van a jugar el viernes, tengo una idea bastante definida pero no confirmé nada. Necesito que estén todos bien y frescos para que puedan dar el máximo ante un rival que será muy duro y hará sentir su localía", adelantó "Orsa".
De acuerdo a las primeras prácticas en el estadio Circolo Tennis Baratoff, con capacidad para 6.000 espectadores, una de las ideas que maneja Orsanic es afrontar los singles del viernes con Delbonis y Mónaco, mientras que a Del Potro lo dejaría para el dobles (junto al 'zurdo' Pella) y con la idea de tenerlo disponible para el domingo de ser necesario.
Italia tiene el panorama más definido, con sus singlistas Fabio Fognini (36) y Andreas Seppi (52), más Paolo Lorenzi (48) como eventual doblista y Marco Cecchinatto (130) para completar el equipo, ya que atraviesa un muy buen momento pero carece de experiencia en la Davis.
Esa intención de Orsanic se irá develando en cada práctica, aunque no sería extraño que preserve a "Delpo" para el dobles y así podría tenerlo fresco para definir la serie el domingo, tan como se presume sucederá por tratarse de dos equipos muy parejos.
"No puedo adelantar nada todavía, nuestro objetivo es llegar lo mejor posible al viernes para afrontar una serie muy pareja, que se definirá en favor del que esté mejor el fin de semana", concluyó Orsanic.
Seguramente el misterio que conserva Orsanic se develará el jueves a las 13 en el sorteo del orden de juego de la serie que se llevará a cabo en el caso histórico de la ciudad, en el Conservatorio Rossini, a partir de las 13 (las 8 de Argentina).
Lo que es seguro es que se jugará con una temperatura muy alta ya que los partidos comenzarán el viernes y el domingo a las 12:30, mientras que el dobles del sábado está programado para las 15.
Argentina se instaló en cuartos de final tras haber superado a Polonia, en Gdansk, por 3-2, en marzo pasado, mientras que Italia arrasó a Suiza por 5-0 en Pesaro, la misma sede pero en esa ocasión en el Adriatic Arena, un estadio cerrado que permitió que se jugara bajo techo debido a que era el invierno europeo.
El ganador del cruce entre Argentina e Italia jugará en semifinales, en setiembre, ante Gran Bretaña o Serbia, que se enfrentarán el próximo fin de semana en Belgrado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico