Otorgan el Nobel de Medicina a un investigador japonés

"Es un honor poder ser reconocido de esta manera a pesar de haber hecho un estudio de ciencias básicas. Este galardón es el mayor motivo de alegría y satisfacción para un científico", explicó a los medios el biólogo japonés de 71 años.

El japonés Yoshinori Ohsumi recibió ayer el premio Nobel de Medicina 2016 por el descubrimiento de los mecanismos de la "autofagia", es decir, cómo las células reciclan su contenido lo cual sirve para comprender por ejemplo la respuesta del organismo ante una infección, anunció ayer el Instituto Karolinska de Estocolmo.
"Los descubrimientos de Ohsumi supusieron un nuevo paradigma para comprender cómo la célula recicla su contenido. Abrieron una senda para entender la importancia fundamental de la 'autofagia' en muchos procesos fisiológicos, como la adaptación a la inanición o la respuesta a una infección", subrayó el Instituto en su fallo.
La mutación en los genes de la autofagia, añadió, pueden causar enfermedades y el proceso autofágico tiene implicaciones en otros muchos fenómenos, como el cáncer o las enfermedades neurológicas, informó la agencia EFE.
La palabra autofagia, explicó el Instituto, proviene del griego y significa "comerse a sí mismo"; el concepto nació en la década de los años sesenta, cuando los científicos observaron por primera vez que la célula podía destruir sus propios contenidos encerrándolos en una membrana y trasladándolos a un compartimento de "reciclaje" para su degradación.
"Es un honor poder ser reconocido de esta manera a pesar de haber hecho un estudio de ciencias básicas. Este galardón es el mayor motivo de alegría y satisfacción para un científico", explicó a los medios el biólogo japonés de 71 años.
En una serie de "brillantes experimentos" realizados a principios de los noventa, Yoshinori Ohsumi recurrió a la levadura para identificar los genes fundamentales para la autofagia.
Tras descubrir los mecanismos de la autofagia en la levadura, mostró que en nuestras células ocurría ese mismo sofisticado proceso.
"Antes, cuando ganó el Nobel de Física el doctor Yukawa (1949), esa cantidad era muchísimo dinero, pero hoy en día solo da para investigar durante un año. Me gustaría destinarla a jóvenes científicos", concluyó.

"ABRIR CAMINOS"
La investigadora del Conicet María Isabel Colombo aseguró que el descubrimiento de las moléculas que regulan la autofagia por parte del científico japonés Yoshinori Ohsumi, merecedor del premio Nobel de Medicina, fue "muy importante" porque "abrió nuevos caminos y avenidas" de investigación en un área donde "no se había logrado avanzar" durante 30 años.
Colombo, quien es Investigadora del Instituto de Histología y Embriología de Mendoza (Conicet y la Universidad Nacional de Cuyo), explicó a Télam que la autofagia "es un proceso fisiológico que ocurre en todas las células del organismo", ya se trate seres vivos unicelulares o multicelulares, como los vertebrados.
"La autofagia, como su nombre lo indica, implica que la célula degrada pequeñas porciones de ella misma para poder sobrevivir, recicla materiales y vuelve a construir compuestos que necesita para sobrevivir", dijo.
Colombo destacó que el científico japonés "empieza a identificarlas en un organismo unicelular, como es el caso de una levadura, pero después se descubre que todas esas moléculas tienen su equivalente en organismos más avanzados, como los vertebrados por ejemplo, incluyendo al ser humano".
Y este descubrimiento "es tan importante que a partir de él se abre todo un campo de investigación" sobre los procesos de la autofagia y distintos laboratorio del mundo trabajamos en ella gracias a las bases que sentó Ohsumi".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico