Otra beba abandonada: la dejó en un basurero y se fue al trabajo

La beba fue encontrada en un cesto de basura en la esquina de las avenidas Las Heras y Santa Cruz y la policía logró ubicar a la madre, identificada como Rocío M de 21 años, quien fue internada junto con su hijo con custodia policial y psicológica.

Un nuevo hecho genera indignación y tristeza en la sociedad: una beba fue abandonada en un basurero del barrio Santa Lucía de Posadas, Misiones. La beba fue rescatada por la Policía luego de que una vecina advirtiera a los efectivos que una inquilina suya podría haber dejado a su hija en ese lugar.
La beba fue encontrada en un cesto de basura en la esquina de las avenidas Las Heras y Santa Cruz y la policía logró ubicar a la madre, identificada como Rocío M de 21 años, quien fue internada junto con su hijo con custodia policial y psicológica.
La menor estaba a unos 100 metros del lugar de residencia de la madre, envuelta con sábanas y dos bolsas grandes de plástico, informaron las fuentes.
Según las primeras investigaciones las bolsas serían similares a las que vieron en manos de la madre por última vez al salir de su domicilio y detallaron que la beba nació con 36 semanas de gestación en la casa de alquiler y que su peso rondaría los 2 kilos y medio.
Con los datos aportados por una testigo, se logró dar con la madre de la niña quien permanece internada en el Hospital Materno Neonatal de Posadas con custodia policial y psicológica.
Carlos Rivero, jefe de prensa de la Policía provincial, dijo a Télam que el operativo "se desplegó alrededor de las 15 con ayuda de los vecinos. Se buscó por todo el barrio, arroyos cercanos y en los alrededores posibles, hasta que dos uniformados junto con vecinos la hallaron envuelta en mantas y bolsas de plástico en un cesto de basura en una esquina".
"La beba está fuera de peligro, pero en observación debido a su prematurez y viendo si no presenta complicaciones respiratorias debido al tiempo que permaneció dentro de las bolsas", detalló el comisario.
Investigaron el hecho efectivos policiales del Comando Radioeléctrico 1 y la comisaría 17 Barrio Tacurú, mientras que la causa quedó en manos del juez de Instrucción en turno, César Yaya.
Graciela, una vecina del barrio Santa Lucía, habló sobre la beba recién nacida que una joven de 20 años ayer dejó en un cesto de basura. La encontró y le puso el nombre de Luz Milagro por la situación que pasó.
"Estaba en una doble bolsa y envuelta con camperas y sábanas, fue un milagro que viviera. Por eso le puse ese nombre y Dios tuvo la voluntad para que esté viva", dijo. Además reconoció que albergaba a la madre de la pequeña en su casa y no entiende como pudo hacer una cosa semejante.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico