Otra marcha para no olvidarse de Domingo

Alrededor de 70 personas acompañaron ayer a Carolina Gayá para expresar su pedido de justicia por el homicidio de Domingo Expósito Moreno. Si bien la mujer siente impotencia porque los asesinos siguen libres, confía en la investigación policial y en el trabajo de la justicia. “Yo tengo fe de que pronto va a haber noticias”, indicó.

 Una nueva marcha por las calles céntricas (la tercera en dos meses) reunió a familiares, amigos, alumnos y allegados de la pareja del ciudadano español que fue baleado por un sicario el 25 de junio en el barrio 13 de Diciembre. Cuando lo ejecutaron, Domingo Expósito Moreno (31) mantenía un pleito legal por la tenencia de su hija de 6 años, con quien regresaría a Málaga el último día de ese mes.
En una tarde fresca, los manifestantes se reunieron en el edificio del viceconsulado de España en Comodoro Rivadavia y pasadas las 19 levantaron sus banderas para caminar por calle San Martín. Luego de doblar en Moreno regresaron por Rivadavia. Los familiares de Néstor Vázquez y Nelson Ñancufil, el primero asesinado el 18 de marzo y el restante el 2 de mayo, también se sumaron al reclamo por justicia.
En diálogo con Diario Patagónico, Carolina Gayá comentó que la marcha “es una manera de seguir expresando el pedido de justicia y seguridad para tratar de generar conciencia. No es tan simple decir que hay 21 homicidios en la ciudad desde que comenzó el año hasta ahora. Es terrible, una barbaridad, y no nos tenemos que acostumbrar a vivir así”.
En ese sentido, la profesora de danzas reflexionó que “Comodoro se tiene que levantar y salir a pedir lo que corresponde. En mi caso salgo a ser la voz de ´Domi´ que está pidiendo justicia porque le arrebataron la vida con 31 años, y hoy los culpables están caminando tranquilos y eso no es así”.

“HAY QUE SER OPTIMISTA”
Carolina confía en que el caso se va a esclarecer, pero no ocultó su sentimiento de impotencia al no producirse detenciones en estos 62 días. Ello, “genera dolor, bronca, impotencia, indignación, desilusión, decepción; pero hay que ser optimista”.
La mujer mantiene comunicaciones con el fiscal de la causa y “me dan la tranquilidad que se está trabajando”. Cree que “este no es un caso que se va a dormir y la gente se va a olvidar. Por lo menos yo me voy a encargar de que así no sea y la Fiscalía me va a acompañar. No es fácil atar todos los cabos para que se pueda llegar a imputar a alguien y que después no quede suelto por falta de pruebas, pero preocupa porque el tiempo pasa”.
La mujer que volvió al alzar la bandera que reza “Justicia por Domi” admitió que siente miedo mientras los culpables caminan libres por la calle. Sin embargo, aseguró que “yo tengo fe que pronto va a haber noticias”.
Por su parte, los investigadores mantienen los avances de la investigación bajo un absoluto hermetismo y a la espera de todos los resultados de las evidencias recolectadas. Según trascendió, no pasaría mucho tiempo para que haya novedades. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico