Otra que no regresó

Otro caso reciente de alguien que aprovechó el beneficio de las salidas transitorias para fugarse de la alcaidía policial es el de Belén Silva, quien aún continúa prófuga luego de que tras las fiestas de fin de año no regresara a su lugar de reclusión.
Silva, condenada en marzo de 2013 a la pena de ocho años de cárcel por el homicidio de Muriel Bareilles, gozaba del beneficio de salidas laborales.
Estando en prisión terminó la secundaria, la ley la premió con el descuento de pena y así obtuvo una reducción que le permitió acceder antes a las salidas transitorias.
A fines del año pasado no regresó a su lugar de detención y la juez Daniela Arcuri ordenó su captura.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico