Otra vez cedió parte del terraplén que conecta Caleta Córdova y Km 8

El puente improvisado que luego del intenso temporal de fines de marzo y comienzos de abril une el barrio Don Bosco con Caleta Córdova y la zona de Chacras del Faro San Jorge, volvió a ser socavado ayer a la madrugada por el gran caudal que generó la lluvia y que buscó su cauce natural hacia el mar. Una máquina trabajó en la reparación del terraplén, lo que implicó la interrupción del tránsito durante parte de la mañana.

A casi dos meses y medio del temporal, Comodoro Rivadavia volvió a registrar entre la noche del viernes y la madrugada de ayer una copiosa lluvia que preocupó a los habitantes de la zona sur cuando vieron aumentar el caudal del canal evacuador de la avenida Roca, aunque respondió sin inconvenientes. Mientras, en el otro extremo del ejido, los habitantes de Caleta Córdova permanecieron incomunicados durante parte de la mañana de ayer debido al socavamiento del terraplén que une ese barrio con Kilómetro 8.
El provisorio terraplén que Vialidad Provincial y la empresa Edisud construyeron hace dos meses y medio -en el lugar donde el agua arrasó con el puente existente-, estuvo a punto de sucumbir ayer.
Los automovilistas debieron esperar por más una hora para poder cruzar de un lado al otro mientras una retroexcavadora trabajaba ayer a la mañana para reforzar nuevamente el terraplén. En el lugar también se apostó personal municipal de Tránsito que cortó ambas manos de circulación para poder desarrollar las tareas de remediación.
"El puente es una responsabilidad de Vialidad Provincial", sostuvo el secretario de Servicios a la Comunidad, Rubén Palomeque.
"Más allá de la responsabilidad jurisdiccional de Vialidad Provincial nosotros con lo que tenemos le estamos dando una mano. Desconozco lo que han hecho o han dejado de hacer", comentó Palomeque en el lugar a El Patagónico.
El funcionario municipal deslindó responsabilidades y dijo que todavía se espera que se construyan los gaviones que permitan soportar la estructura del puente Bailey que el Ejército trasladó hasta el lugar para poder instalar de manera provisoria mientras se construye un nuevo puente.
"Tienen que hacer los dos apoyos, para que no lo arrastre el cauce, tendría que tener unos gaviones que son de base para poder colocar el puente", comentó el secretario municipal.
Al ser consultado por el malestar de los habitantes de ese sector de la zona norte ante la lentitud de los trabajos y lo endeble que termina siendo el terraplén, Palomeque dijo entender que para los residentes de "Caleta Córdova y la gente del Faro, el único cordón umbilical con el resto de la ciudad es este camino, este puente, por eso nosotros en la medida que podamos vamos a intervenir hasta que se termine la obra".
El ingeniero Roberto Ferrazzano, de Vialidad Provincial, explicó a principios de abril último a este diario que las obras proyectadas se realizarían en tres etapas.
Primero se colocarían caños para hacer un terraplén provisorio. Es que un primer intento de conexión a través de un terraplén, a principios de abril, fue arrasado por el caudal de desagüe. Los habitantes de Caleta Córdova quedaron así aquella vez aislados por segunda vez.
Y debieron ser asistidos por medio de embarcaciones por el mar y por el trabajo solidario de conductores de 4x4 que atravesaron con víveres por las playas.
"En segunda instancia ya tenemos organizado con el Ejército Argentino, la colocación de un puente Bailey que está viniendo desde Río Mayo, para lo cual estamos preparando los terraplenes de avance en donde se tiene que apoyar", había señalado en esa oportunidad el ingeniero de Vialidad Provincial.
Dos meses y medio después esos trabajos aún no culminan. "Este puente va a permitir disponer un tránsito restringido, pero libre que nos va a dar tiempo para construir un puente de hormigón que demandará más tiempo. Son tres etapas", había explicado en esa oportunidad Ferrazzano.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico