Otra vez le revocaron la prisión domiciliaria a "Richi" Alvarado

Nelson "Richi" Alvarado volvió ayer a prisión luego de que así lo resolviera el juez natural de la causa. La Fiscalía pidió que le revoquen el arresto domiciliario en virtud de la denuncia que presentó su enemigo público, Enrique Altuna, quien vive a pocas cuadras del lugar donde cumplía arresto el imputado. La presunta víctima afirma que el viernes baleó su casa y el imputado aseguró que a esa hora estaba comiendo asado con su padre y amigos.

La audiencia de revisión de la medida de coerción morigerada que venía cumpliendo Nelson Ricardo “Richi” Alvarado se llevó a cabo ayer a solicitud del Ministerio Público Fiscal. El acto fue presidido por el juez natural de la causa, Alejandro Soñis, mientras que la parte acusadora estuvo representada por el funcionario Cristian Olazábal. El imputado, en tanto, recibió la asistencia del abogado particular, Alejandro Fuentes.
La revisión fue solicitada con el interés de revocar la medida que Alvarado cumplía desde principios de marzo, cuando se le volvió a otorgar el beneficio de permanencia continua en el domicilio.
A todo esto, el martes se recibió una denuncia en Fiscalía por parte de Enrique Altuna y su mujer, Sara Osorio, quienes aseguraron que el viernes a las 22:07 se presentó en su domicilio “Richi” Alvarado en un Chevrolet Corsa y efectuó entre 8 y 10 disparos de arma de fuego. La denunciante aseguró que en la Seccional Cuarta no quisieron tomarles la denuncia.
Entre tanto, se tomó vista del registro de control policial que tres veces al día pasa por la casa de Alvarado a chequear el cumplimiento del arresto domiciliario. De este modo se conoció que la recorrida pasó por su casa a las 21:25 y comprobó su presencia allí. No obstante, el denunciante lo ubica 42 minutos más tarde tiroteándole la casa, distante a escasas cuadras del lugar donde cumplía arresto Alvarado.
En su descargo, el abogado Alejandro Fuentes acudió a la audiencia con dos testigos que la noche del viernes estuvieron en la casa del imputado compartiendo un asado, quienes aseguraron que “Richi” no salió mientras ellos estuvieron allí.

PRESO DE NUEVO

El funcionario de Fiscalía pidió que se revoque la medida sustitutiva que fija el primer inciso del artículo 227 del Código Procesal Penal, por entender que fueron suficientes los elementos aportados para darle credibilidad a la denuncia, lo cual por supuesto no compartió la defensa.
Tras escuchar a las partes, el magistrado resolvió revocar la prisión domiciliaria de Alvarado porque consideró que quebrantó la confianza que le otorgó el tribunal al brindarle el beneficio. Por ello dispuso su prisión preventiva hasta el 2 de abril, fecha en la que operará el vencimiento de la medida de coerción.
No conforme con el resultado y en los términos del artículo 236 del Código Procesal Penal, el abogado del imputado solicitó que un tribunal colegiado revisara la resolución dictada por el juez natural, lo cual debería ocurrir hoy.
Hay que recordar que Alvarado está sospechado de haber participado en dos de los ataques ocurridos durante los últimos días de noviembre en los barrios San Martín y Ceferino, los cuales dejaron el saldo de dos heridos de bala, viviendas atacadas a tiros y otra incendiada.
Una de las víctimas fue baleada en las piernas e identificada como Jorge Nieves (25). Ese hecho ocurrió en un sector del barrio Quirno Costa. Según el relato fiscal, Nieves recolectaba verduras cuando apareció Alvarado a bordo de un Volkswagen Gol, acompañado de otra persona y disparado. Nieves quedó malherido.
El otro caso dejó como víctima a Aldo Núñez (37), quien de madrugada caminaba por Florencio Sánchez a la altura del 2.900, cerca de la casa del imputado. Al respecto, la Fiscalía sostiene que Alvarado salió de una vivienda y amenazó con un arma a su víctima. "Te gusta hacer la denuncia a vos", le habría dicho, y le efectuó cuatro disparos que lo dejaron en grave estado de salud.
Por ambos casos fue imputado por los delitos de abuso de arma en concurso real con homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico