Otra vez los “Dragones” andan a los tiros en la calle

Un grupo de “Dragones” que marchaba hacia Pan American Energy por Ameghino al 1.400 se enfrentó con integrantes de la UOCRA que les salieron al cruce. Hubo disparos de arma de fuego, lluvia de piedras y vehículos dañados. El colegio Martín Rivadavia bajó las persianas como medida de prevención.

Trabajadores de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) y “Dragones” volvieron a enfrentarse ayer en las calles de Comodoro, tal como vienen haciendo desde hace varios años, con la fortuna de que hasta ahora ningún inocente sufriera las consecuencias.
Eran las 10:45 cuando los reaparecidos “Dragones” se movilizaban en caravana por Ameghino, entre Alvear y Saavedra, hacia las oficinas de Pan American Energy, luego de haber panfleteado en ruta 3 y 26 y frente a la delegación de la Secretaría de Trabajo, en el barrio Pueyrredón.
Curiosamente, para su destino final no eligieron la avenida Yrigoyen sino un camino que pasa a metros de la sede sindical de sus declarados enemigos: los integrantes de la UOCRA.
Según un testigo, al frente de la caravana iba una camioneta Volkswagen Amarock, seguida por otros utilitarios cuyos tripulantes exhibían bombos y banderas. Al llegar a mitad de cuadra recibieron una lluvia de piedras provenientes de cuatro sujetos.
“Se veía a los monos que tiraban cascotes, piedras; dos o tres primero, después más, pero eran poquitos”, dijo el confidente de Diario Patagónico. Los “Dragones” detuvieron su marcha y algunos se desviaron hacia Rivadavia por Alvear para no ser blanco del ataque.
“Entonces quedan como cuatro o cinco camionetas; a la Amarock la hicieron ‘mierda’. Quisieron darla vuelta y les siguieron tirando, les sacaron un bombo y una bandera. Eran como ocho los monos, no más. Cuando los otros volvieron, empezaron a tirar piedras ambos y ahí uno sacó un chumbo y pega un tiro, dos”, contó el testigo.
En medio del enfrentamiento, trabajadores del colegio Martín Rivadavia debieron cerrar las persianas del establecimiento y cubrir a un grupo de chicos que se hallaban en el ingreso. Los disparos deben haber generado tanto pánico entre los vecinos de la cuadra, como les pasó a quienes vivían en Rawson y Alsina en enero de 2011; o en Olavarría y Canadá en agosto de ese año, cuando se produjeron enfrentamientos como el de ayer.
Horas más tarde, el segundo jefe de la Seccional Segunda, Marcelo Conrad, diría que “estamos chequeando las cámaras. En el lugar se secuestró una vaina servida y se constató rotura de vehículos, además de varios escombros”.

DESTROZOS
Entre los daños que contabilizó la Policía figuran una camioneta Tiggo, con la rotura de un vidrio lateral derecho, otro auto con el parabrisas trizado y un Fiat Uno con abolladura en la puerta izquierda, además de daños en el parabrisas de un Fiat Punto. Todos los autos son de habitantes de la cuadra. La Policía no intervino porque el enfrentamiento “nos tomó por sorpresa”.
Desde la UOCRA, el secretario de Actas y Difusión, Hernán Martínez, denunció públicamente que los “Dragones” los habían provocando en la ruta 3 y 26. Y que cuando iban por Ameghino “patotearon” a dos miembros de la UOCRA que “iban a comprar facturas”.
De acuerdo al relato de Martínez, “los otros compañeros salieron en defensa y después ellos se pusieron la camiseta de víctimas. Si hubo tiros, hubo por parte del grupo de ellos” dijo Martínez, quien aprovechó para resaltar el proceso normalizador del sindicato.
Desde los “Dragones”, en tanto, denunciaron públicamente que fueron “patoteados” por la UOCRA. Ellos hablaron de “canibalismo sindical” y denunciaron que las armas de fuego eran del sindicato de la calle Rawson.
La reaparición de los “Dragones” fue para reclamar por el destino de los 300 trabajadores que desde que ocurrieron los destrozos en Cerro Dragón, en junio del año pasado, fueron destinados a realizar cursos de capacitación. Además, reclaman por el despido “sin justa causa” de 60 trabajadores que pertenecen al sector.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Dejá tu comentario

Banner Radio Del Mar Omar